Trib.- Rodríguez Vega dice que no sabía que se cargaban facturas a la Fundación Niemeyer anteriores a su constitución

Trib.- Rodríguez Vega
EUROPA PRESS
Publicado 24/04/2019 13:41:57CET

   OVIEDO, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El ex alcalde de Avilés y actual presidente de la Autoridad Portuaria de Avilés, Santiago Rodríguez Vega ha declarado este miércoles como testigo en el juicio del Caso Niemeyer que en su momento no conoció que se cargaran gastos a la Fundación Niemeyer anteriores a su propia constitución, algo de lo que se enteró después y ha añadido que de haberlo sabido hubiese preguntado el motivo.

   No obstante, Rodríguez Vega ha manifestado que el hecho de que Natalio Grueso hubiera hecho gestiones desde 2006 en orden de organizar actividades y una programación sostenida "demuestra que se hizo un buen fichaje". "Si eso conllevó unos gastos creo que el patronato debería hacer sido informado y que, probablemente, se hubieran aprobado", ha añadido.

    Sobre la contratación de Natalio Grueso ha indicado que "no recuerda ver el contrato y sí se informó de que el sueldo que se le aplicaría era el que percibía en la Fundación Príncipe de Asturias porque esa era la condición que él ponía".

   "Me pareció razonable y estuve totalmente de acuerdo con esa retribución", ha dicho Rodríguez Vega que ha explicado que la propuesta de nombramiento de Natalio Grueso se trasladó al patronato por parte de la consejera de Cultura y todos los presentes estuvieron de acuerdo sin valorarse otra persona.

   Preguntado por la aportación del Puerto de Avilés a la Fundación, Rodríguez Vega ha indicado que cuando accedió a la presidencia de la Autoridad Portuaria en junio de 2012 él dio orden de abonar los 100.00 euros comprometidos a la financiación de la Fundación Centro Niemeyer y otros 50.000 que no se habían pagado del compromiso de 2011, con el representante de Foro en la presidencia.

GRUESO ELUDIÓ DAR EXPLICACIONES

    Ha relatado que en 2012, cuando vuelve a formar parte del Patronato como Presidente de la Autoridad Portuaria de Avilés, la Fundación pidió explicaciones al director, Natalio Grueso, ante las más de 600 facturas sin justificar debidamente.

   "Creo que el Patronato hizo lo correcto, tratar de que el director nos aclarase las dudas que hay sobre determinadas facturas y lo que me duele especialmente es la negativa de Grueso que consideraba que no tenía que dar muchas explicaciones a la Fundación porque puso Avilés en el mapa", ha explicado Rodríguez Vega.

OTROS TESTIGOS

   Otro de los testigos que ha prestado declaración en la sesión de este miércoles ha sido el que fuera teniente de Alcalde en el Ayuntamiento de Avilés hasta 2011, Fernández Díaz Rañón, que ha indicado que el nombramiento de Grueso como director "les vino propuesto del Principado".

   También ha explicado que en ocasiones, él personalmente preguntó a Grueso algunas cuestiones como por ejemplo el coste de la visita de Brat Pitt a la ciudad y la explicación le pareció razonable.

   Ha indicado que los presupuestos, "al menos los de los primeros años", eran "muy sencillos, con pocos gastos y con poca complicación". En cuanto a quién controlaba a Natalio Grueso, Rañón ha dicho que "el Patronato lo tenía complicado porque no había una relación estrecha o directa que venía por parte de la presidencia del Principado".

   A preguntas del Fiscal ha manifestado que él desconocía que la ex mujer de Natalio Grueso viajase a cargo de la Fundación y "nunca se les informó de ello".

   También ha prestado declaración como testigo Manuel Docampo Guerra, que formó parte el Patronato de la Fundación como presidente de la Autoridad Portuaria de Avilés, que ha explicado que dicha Autoridad ingresó en el primer trimestre de 2008 los 250.000 euros correspondientes a 2007 a la Fundación y a principios de 2009 los correspondientes a 2008, después, a partir de 2009 los ingresos ya fueron regulares y fraccionados.

   "La Fundación sabía perfectamente lo que el Puerto se comprometió a abonar cada año", ha manifestado Docampo. Además ha manifestado que "nunca percibió que a los patronos únicamente les importase la parte cultural" de la Fundación.

   Ha manifestado que las reuniones del Patronato eran "normales, similares a las de cualquier otro patronato" y ha indicado que a él nunca le denegaron ninguna información.

   Otro de los testigos, el que fuera Director General de Economía del Principado de Asturias de 2008 a 2011, Carlos Luis Aparicio, que ha indicado que si un organismo como la Fundación Niemeyer quería endeudarse tenía que pedir permiso al Principado y eso es lo que se hizo el 14 de febrero de 2011, autorización que se firmó el 21 de febrero.

    El juicio por las supuestas irregularidades en la gestión del centro cultural lleva ya siete sesiones y está previsto que se alargue hasta el mes de agosto. En el banquillo se sientan cinco acusados; el ex director del centro, Natalio Grueso; su ex mujer, Judit Pereiro; el ex secretario, José Luis Rebollo; el ex Jefe de producción Cultural, Marc Martí y el ex trabajador de Viajes El Cortes Inglés, José María Vigil. La próxima sesión del juicio, que se celebra en la Sección Tercera de la Audiencia, está prevista para el día seis de mayo.

Contador

Para leer más