CANTABRIA.-Santander.- El Ayuntamiento imparte una charla técnica a agentes inmobiliarios sobre accesibilidad en la vivienda

Charla técnica con los agentes inmobiliarios de AFILIA
AYUNTAMIENTO
Publicado 12/02/2014 19:02:45CET

SANTANDER, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santander ha impartido este miércoles una charla técnica sobre accesibilidad en la vivienda y sensibilización y trato adecuado hacia las personas con discapacidad, dirigida a agentes pertenecientes a la Asociación de Inmobiliaria AFILIA Cantabria.

El concejal de Autonomía Personal, Roberto del Pozo, asistió a la jornada, celebrada en la Agencia de Desarrollo Local (ADL) de Santander, que reunió a 25 de agentes inmobiliarios y que contó con la presencia del presidente de la citada asociación, Ignacio López Rebollar.

Esta nueva acción informativa y formativa, que sigue dando cumplimiento al I Plan municipal para la promoción y atención a las personas con discapacidad, se desarrolló en dos partes, según ha informado el Ayuntamiento de Santander en un comunicado.

Así, en una primera más técnica, que fue impartida por la aparejadora del Centro de Accesibilidad y Ayudas Técnicas de Cantabria, Patricia Señas, se profundizó en aquellos elementos claves de una vivienda, que posibilitan su uso por todas las personas, que fueron ilustrados con documentos gráficos que ayudaron a comprender mejor los criterios de diseño a tener en cuenta en cada caso.

Mientras que en la segunda parte, la psicóloga Laura Rodríguez hizo hincapié en la sensibilización sobre el trato adecuado hacia las personas con discapacidad y el uso adecuado del lenguaje.

Con esta acción, el equipo de gobierno del Consistorio pretende implantar medidas que agilícen el proceso de compraventa o alquiler de viviendas, adecuándose a las necesidades de cada persona con discapacidad y atendiendo a sus requerimientos en materia de accesibilidad, facilitándoles la búsqueda de un inmueble, en cuanto a calidez y rapidez.

Además, de forma paralela, se trata de sensibilizar y formar en materia de discapacidad a los trabajadores de las inmobiliarias, así como de ampliar el número de potenciales clientes en un momento como el actual, de dificultad económica y, por tanto, de menor actividad para el sector.