El 15% de los cántabros que han tenido Covid refieren fatiga, pérdida de gusto y olfato o problemas para hablar

Archivo - Varias personas, en un dispositivo de vacunación masiva frente al Covid-19, en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Santander, en Cantabria (España)
Archivo - Varias personas, en un dispositivo de vacunación masiva frente al Covid-19, en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Santander, en Cantabria (España) - Juan Manuel Serrano Arce - Europa Press - Archivo
Publicado: viernes, 7 junio 2024 15:10

SANTANDER, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

Más del 15 por ciento de los cántabros que han tenido COVID-19 afirman no sentirse completamente recuperados tras padecer la enfermedad, y refieren síntomas de fatiga, pérdida de olfato, problemas para hablar o comunicarse, así como pérdida de gusto o falta de concentración, entre otros.

Así lo evidencia el artículo científico ‘Calidad de vida y síntomas a largo plazo percibidos por adultos tras COVID-19. Un estudio de la vida real’, impulsado por el Observatorio de Salud Pública de Cantabria (OSPC), y publicado recientemente en la revista ‘Open Respiratory Archives’.

El artículo del OSPC, unidad de la Fundación Marqués de Valdecilla, tenía como objetivo investigar la calidad de vida y los síntomas de COVID-19 persistente y la limitación de actividad en residentes de la región mayores de 18 años, que dieron positivo en este virus entre junio de 2020 y diciembre de 2021, en comparación con una cohorte de personas sin exposición al virus, explica el Gobierno en un comunicado.

Tras la observación, los investigadores concluyeron que aquellas personas que afirmaron no sentirse completamente recuperadas tras contraer COVID-19 padecían fatiga (54,8%), pérdida del olfato (40,9%), problemas para hablar o comunicarse (29,6%), pérdida del gusto (28,7%), confusión/falta de concentración (27,8%), dolor muscular persistente (24,3%) y dificultad para respirar/falta de aire (23,5%).

Para llevar a cabo el estudio, se observó a adultos con infección por COVID-19 confirmada por PCR en un periodo que abarcaba entre 4,7 y 24 meses tras el diagnóstico; además de un seguimiento de sus contactos estrechos, obtenidos por muestreo aleatorio simple a partir de 47.773 casos y 94.301 contactos.

En general, según el estudio de COVID persistente en Cantabria, la prevalencia de esta patología persistente es mayor en mujeres que en hombres. La media de edad de las personas con esta problemática es de 49,8 años.