La fiscal rebaja a 4 años la petición a la mujer que lesionó a dos chicos en un pub de Selaya

Acusados de agredir a tres personas en una discoteca en Selaya en noviembre de 2019
Acusados de agredir a tres personas en una discoteca en Selaya en noviembre de 2019 - EUROPA PRESS
Publicado: jueves, 8 febrero 2024 18:24

Por reparar el daño, al haber consignado 6.000 €, mientras que mantiene los 8 años al otro acusado por cortar en el cuello a un joven

SANTANDER, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

La fiscal del caso por la agresión de un hombre y una mujer a tres chicos en una discoteca en Selaya en noviembre de 2019 ha rebajado la pena solicitada para la acusada, por un delito de lesiones, de ocho a cuatro años de cárcel.

Ha reducido su petición de condena a la mitad de la interesada inicialmente, por la reparación del daño, al haber consignado la procesada 6.000 euros para resarcir el perjuicio causado a los dos heridos antes de que acabara el juicio, que ha finalizado este jueves con las testificales pendientes, la prueba pericial y las conclusiones e informes de las partes.

Mientras, y según han informado fuentes jurídicas a Europa Press, la representante del ministerio público ha mantenido los ochos años de prisión reclamados para el enjuiciado, por un delito de homicidio en grado de tentativa, por herir a un joven con un cristal en el cuello, seccionándole la vena yugular.

Por su parte, las defensas han insistido en la libre absolución de sus patrocinados, y uno de los letrados ha introducido subsidiariamente que su patrocinado sea condenado no por homicidio, sino por un delito de lesiones agravadas, y se le apliquen también las atenuantes de dilaciones indebidas y legítima defensa.

El plenario comenzó el martes en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria con el interrogatorio de los encausados -ambos se acogieron a su derecho a no declarar a ninguna de las partes- y de los testigos, entre ellos los tres heridos.

Uno de ellos declaró que el procesado había presumido dos días después del altercado en un directo en Instagram de que lo había hecho, en concreto de que "había cortado a un chaval en el cuello" y que "casi lo mata".

Según el escrito de acusación pública, los dos procesados estaban en la pista de baile del pub de Selaya "empujando a algunas personas" cuando un hombre se acercó a recriminarles su actitud.

Fue entonces cuando el acusado, "con intención de acabar con su vida", provisto de un cristal, le agredió en la parte izquierda del cuello, seccionándole la vena yugular.

Pero "no logró su propósito de causarle la muerte" porque se le trasladó rápidamente a un centro médico donde se le pudo controlar la hemorragia.

Por su parte, la mujer, "con intención de menoscabar la integridad personal" de dos amigos del anterior agredido, golpeó con una botella de cristal en la cabeza de uno de ellos y lanzó un vaso de cristal a otro, causándoles lesiones.

Además de las penas de prisión, la fiscal pedía al primer procesado que indenmizara al agredido con 7.350 euros y a la segunda, con 9.600 euros a los chicos a los que hirió.

Contador