Santander retoma la residencia de mayores en Primero de Mayo para que esté en 2021

Nota Prensa Aprobacion Estudio Economico Financiero Residencia Mayores Primero D
AYUNTAMIENTO DE SANTANDER
Actualizado 14/08/2018 16:30:23 CET

SANTANDER, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santander ha retomado el proyecto para contar con una nueva residencia de mayores en la ciudad, en el entorno del Primero de Mayo, después de que el concurso convocado en 2011 quedara desierto. El equipo de gobierno ha modificado la licitación mejorando las condiciones, con la idea de que el centro sea una realidad dentro de tres años, tras una inversión privada estimada en más de 8 millones de euros, para atender la "gran demanda" existente.

El edificio, que se sumará a los once de este tipo que ya existen en la capital cántabra, contará con 160 plazas para una atención permanente e integral, en función de los grados de dependencia de cada usuario, y a las que hay que añadir doce más de una unidad de convivencia: un piso tutelado con habitaciones privadas y estancias comunes, concebido como un "paso previo" a ingresar en la residencia, y cuya finalidad es que los mayores conserven su autonomía.

Las nuevas dependencias se levantarán en una parcela municipal de 7.315 metros cuadrados ubicada entre las calles Rosalía de Castro y Faustino Cavadas, y la superficie construida -7.300 m2- se distribuirá en tres plantas, entre baja (2.700 m2) y primera y segunda (que suman 4.600 m2 y donde irán las habitaciones). El proyecto, que prevé que el coste de equipamiento sea de 600.000 euros, generará 58 puestos de trabajo en el primer año, 71 en el segundo y 81 en el tercero y siguientes.

La Junta de Gobierno Local del Consistorio ha aprobado este martes el estudio económico financiero de concesión, paso previo para que esta actuación salga a información pública durante un mes y sea, si no hay alegaciones, definitiva.

En septiembre se someterá al Pleno la aceptación de la cesión de competencias del Gobierno de Cantabria (la administración autonómica es la encargada de la atención a la dependencia, no la local) al Ayuntamiento, para sacar posteriormente a licitación el pliego de condiciones y el proyecto (que tardaría entre dos y tres meses) para su adjudicación.

Así lo ha indicado en rueda de prensa la alcaldesa, Gema Igual, quien ha destacado los cambios introducidos respecto al concurso convocado hace siete años y que quedó desierto. Según ha señalado, la licitación será por 40 años en vez de 50, con dos de carencia -el tiempo que durarán las obras de construcción del edificio y que en la anterior convocatoria no se contempló, siendo los 38 restantes de gestión del servicio-. Además, el canon también se ha rebajado, de 10 millones a 3.680.000 euros, es decir, más de un 50%.

Con estas nuevas condiciones el Ayuntamiento prima la necesidad de dotar de una nueva residencia a Santander, donde viven más de 41.000 personas mayores de 65 años, y donde los once centros existentes -entre públicos y privados- suman 1.654 plazas, una oferta "totalmente insuficiente" si se tienen en cuenta el medio millar de personas en espera de una en Santander.

En este sentido, la regidora ha admitido que es igualmente "insuficiente" el ratio de 4,01% de plazas por cada 100 usuarios potenciales en Santander, inferior a las medias de Cantabria (4,8%) y de España (4,2%), de ahí la necesidad del nuevo centro proyectado, que va a ser "el mejor", ha vaticinado.

"Primamos", ha dicho Igual, "con estas nuevas condiciones la necesidad que tenemos en la calle de que haya una muy buena residencia de mayores, en donde se revierta en la mejora en las prestaciones y en la atención y el cuidado a las personas mayores y no en el canon que den (desde la empresa privada que resulte adjudicataria) al Ayuntamiento".

SERVICIOS

En cuanto al nuevo centro del Primero de Mayo, en el área de residencia se prestará alojamiento, temporal o permanente, para personas mayores que, en razón de su grado de dependencia y de su situación social, requieran una atención integral que favorezca su desarrollo personal.

Asimismo, ofrecerá los servicios de lavandería y limpieza, asistencia sanitaria de baja complejidad técnica, actuaciones preventivas y/o rehabilitadoras permanentes, cuidados de enfermería continuados, control y seguimiento médico periódico, entrenamiento en habilidades personales y sociales, cauces de participación del ocio, la cultura, etcétera.

Por su parte, las unidades de convivencia -similares a pisos tutelados como los que ya hay en la residencia de San Cándido- se constituyen como espacios independientes con estructura y ambiente de hogar, en las que convivirán grupos de hasta 12 personas, recibiendo los apoyos que necesiten y promoviendo su autonomía personal.

Contarán con acceso independiente al de la residencia, espacios privados (dormitorios) y zonas comunes que incluirán comedor con cocina incorporada y equipada y sala de estar.

Al concesionario le corresponderá la construcción de las edificaciones, la obtención de las autorizaciones administrativas pertinentes para el desarrollo de la actividad asistencial y la gestión del complejo socio-sanitario de acuerdo con esas autorizaciones y las normas de funcionamiento interno de las que se dote.

PASOS PREVIOS

Igual ha manifestado que el Ayuntamiento lleva tiempo trabajando para impulsar la creación de una nueva residencia para mayores en la ciudad, siguiendo la línea abierta con el centro Virgen del Faro que, gracias a una concesión municipal, permitió dotar al municipio de 160 nuevas plazas para personas mayores dependientes, tras abrir sus puertas en enero de 2014.

A lo largo de la pasada legislatura -ha recordado- se tramitó la concesión para la construcción de una nueva residencia en el terreno municipal situado en Primero de Mayo y se convocó el concurso para que las empresas optaran a su construcción y gestión.

Sin embargo, según ha argumentado, la coyuntura económica y el hecho de que no se podía garantizar un número de plazas concertadas que diera viabilidad al proyecto, hizo que esa viabilidad resultara incierta para las empresas del sector y que el concurso quedara desierto.

"Uno de mis primeros compromisos como alcaldesa fue retomar esta actuación y hemos venido, durante este tiempo, redactando un nuevo estudio de viabilidad económica para volver a sacar el concurso, adaptando las condiciones a la normativa vigente y al borrador de la ley autonómica que prepara el Gobierno de Cantabria, a las nuevas necesidades del mercado y a la situación del sector de la atención y cuidado a las personas mayores", ha recalcado.

En este sentido, la alcaldesa ha apuntado que dado que ha subido la esperanza de vida y ha descendido la natalidad, la población mayor va en aumento, lo que, unido al retraso en la edad en la que se tienen los hijos, que provoca que estén en plena edad laboral cuando se tienen que hacer cargo de sus padres, hace que cada vez sea más necesario disponer de plazas de residencias para mayores.

"Creemos que contar con un nuevo centro de atención a mayores en Santander es tan necesario -incluso más - que cuando planteamos por primera vez el proyecto y vamos a tratar de que, con los cambios en las condiciones que hemos planteado y teniendo en cuenta que el contexto económico ha mejorado, esta actuación salga adelante y lo haga cuanto antes", ha subrayado Gema Igual para finalizar.