Firmado el convenio de actuaciones que pone en funcionamiento el Plan Especial del Alto Guadiana


Actualizado 18/06/2008 22:23:08 CET

ALCÁZAR DE SAN JUAN (CIUDAD REAL), 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha rubricaron hoy en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) el convenio de actuaciones que permite poner en funcionamiento el Plan Especial del Alto Guadiana (PEAG).

La transformación de este plan en trabajo cotidiano necesita de un organismo de funcionamiento como es el Consorcio para la gestión, del que es presidenta María Luisa Araújo y será gerente Enrique Calleja si se atiende la propuesta de la Junta de Comunidades. A su vez este Consorcio necesita de "instrucciones claras" para su funcionamiento.

Tanto la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) como el Consorcio apuestan por la sostenibilidad del territorio por lo que abordarán de forma prioritaria la reforestación y la agricultura sostenible con un volumen de agua suficiente para garantizarla.

El secretario de Estado de Medio Rural y Agua del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Josep Puxeu manifestó el compromiso del Gobierno de España con este proyecto y con Alcázar de San Juan, ciudad con la que ha mantenido contactos en cargos anteriores relacionados con el vino.

En su nueva responsabilidad, anunció su apuesta "seria" para integrar todos los intereses y personas que comparten este territorio y teniendo en cuenta que el Plan Especial del Alto Guadiana ha nacido en la integración, apuesta por salvaguardar el entorno y según Puxeu lo hace con un compromiso de diálogo y vocación política de inversión e implicación de los afectados.

La implicación del Gobierno central en este plan pretende, según Puxeu, salvaguardar este ecosistema y las necesidades de desarrollo económico de la zona, porque "nos esperan tiempos complejos" y este territorio está vinculado al sector agrario, por lo que tratarán de hacer el proceso de acuerdo con las necesidades de los ciudadanos.

Por su parte, Araújo explicó que el PEAG es "un gran proyecto de sostenibilidad" cuyo objetivo es garantizar el agua con un plan de desarrollo, de vida y de trabajo en una tierra en la que viven 600.000 personas y todo ello se ha conseguido gracias a un trabajo de equipo y cooperación que ha propiciado un plan de Estado, de Castilla-La Mancha y de los municipios afectados que también están integrados en el consejo asesor.

La presidenta del Consorcio señaló que el PEAG es además un plan de "consenso" con la sociedad civil, los agricultores y los regantes, representados en sus respectivas organizaciones.

REPARTO DE LOS 40 HECTÓMETROS CÚBICOS.

Además, apuntó que los criterios de reparto de los 40 hectómetros cúbicos se hará de acuerdo con las organizaciones agrarias y las comunidades de regantes, ya que a pesar de que el convenio establece este reparto lo haga la Comunidad Autónoma, esta quería actuar de acuerdo con los interesados más directos.

La también vicepresidenta segunda del Gobierno regional indicó que la Consejería de Agricultura ha elaborado un documento de consenso que las comunidades de regantes y las organizaciones agrarias están dispuestas a suscribir, atendiendo de forma prioritaria a la sostenibilidad de los cultivos leñosos y hortofrutícolas y a los jóvenes agricultores.

El Consejo de Administración del Consorcio mantuvo una reunión posterior a la firma del convenio. Entre los temas a tratar estaba la aprobación del nombramiento de Enrique Calleja como gerente del mencionado Consorcio.