La recogida selectiva de envases de vidrio en Castilla-La Mancha alcanza las 27.493 toneladas

Extremadura sigue a la cola en la recogida selectiva de envases de vidrio a pesar de superar las 9.400 toneladas en 2023
Extremadura sigue a la cola en la recogida selectiva de envases de vidrio a pesar de superar las 9.400 toneladas en 2023 - ECOVIDRIO
Publicado: lunes, 11 marzo 2024 13:14

TOLEDO, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

Ecovidrio, entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de residuos de envases de vidrio en España, ha presentado los datos de recogida selectiva correspondientes al año 2023 en Castilla-La Mancha. En un contexto donde se estima una caída del consumo y, por tanto, de la generación de envases de vidrio, del 4,3 por ciento, los castellanomanchegos depositaron en los contenedores verdes de la región 27.493 toneladas de envases de vidrio.

De media, cada castellanomanchego depositó en los contenedores 13,2 kilogramos de envases de vidrio, el equivalente a unos 45 envases por persona, un dato que sitúa a Castilla-La Mancha por debajo de la media nacional --19,2 kilogramos por habitante y unos 66 envases por persona--, según ha informado la Entidad en nota de prensa.

Por provincias, Ciudad Real lideró la aportación ciudadana a la recogida selectiva de vidrio con un total de 12,7 kilogramos por habitante; seguida de Albacete --12 kilogramos por habitante--, Guadalajara --11,6 kilogramos por habitante--, Cuenca --11,5 kilogramos por habitante-- y Toledo con 7,9 kilogramos por habitante.

Además de todo el vidrio depositado en los contenedores verdes por los ciudadanos, Ecovidrio recuperó en Castilla-La Mancha, de forma complementaria, 2.145 toneladas de residuos de envases de vidrio que no fueron correctamente separados en origen y que pudieron recuperarse en las plantas de Residuos Urbanos presentes en la región.

De esta manera, se pudo recuperar todo ese material para reintegrarlo en el ciclo productivo y evitar que terminara en el vertedero.

El mantenimiento e instalación de nuevos contenedores verdes es fundamental para facilitar la colaboración de los ciudadanos y hosteleros en la separación y posterior reciclado de los envases de vidrio. En este sentido, Castilla-La Mancha cuenta con 10.310 contenedores verdes repartidos por toda la Comunidad, 1 por cada 202 habitantes. Así, durante 2023, los castellanomanchegos han depositado en el contenedor unos 257.956 envases de vidrio al día y unos 179 envases por minuto.

Además, la hostelería ha continuado siendo un "pilar estratégico" de actuación para Ecovidrio. En 2023, la entidad ha reforzado su liderazgo en el sector como experto en materia de gestión y sostenibilidad en el canal Horeca.

Gracias al plan EcoVares, solo el pasado año, Ecovidrio en Castilla-La Mancha visitó a más de 1.626 establecimientos y puso en marcha 8 campañas, en estrecha colaboración con los ayuntamientos, para garantizar el "excelente cumplimiento" de las ordenanzas municipales que establecen la obligatoriedad de separar los residuos en origen para los grandes generadores.

BENEFICIOS AMBIENTALES DEL RECICLADO DE RESIDUOS DE ENVASES DE VIDRIO EN CASTILLA-LA MANCHA

El reciclaje de envases de vidrio es un "elemento clave" en la lucha contra el cambio climático y la descarbonización de la economía regional. Durante 2023, gracias al reciclaje de envases de vidrio en Castilla-La Mancha, se ha logrado evitar la emisión de 17.189 toneladas dióxido de carbono, una cantidad equivalente a retirar 8.026 coches de la carretera durante un año; ahorrar 21.167 megavatios de energía, equivalente al consumo energético de los hospitales de la región durante más de un mes y medio y evitar la extracción de más de 35.564 toneladas de materias primas --arena, sosa y caliza--, un peso equivalente a casi 30 veces el peso del Cristo Redentor de Brasil.

RECICLAJE DE ENVASES DE VIDRIO EN ESPAÑA

Durante 2023, en España se recuperaron 998.338 toneladas de residuos de envases de vidrio de las cuales, 924.283, más del 90 por ciento, procedieron de la "separación selectiva" a través del contenedor verde. Estas cifras sitúan la aportación ciudadana en 19,2 kilogramos por habitante --unos 66 envases por persona--.

Estos datos demuestran que la recogida selectiva de envases de vidrio es un "hábito consolidado" en España. Según la estimación de Ecovidrio, a cierre de 2023, la tasa de reciclaje de envases de vidrio en nuestro país se sitúa ya en un 70,1 por ciento, según el nuevo método de cálculo "más exigente" --que elimina impropios y mermas--.

Así, España ha superado, con dos años de antelación, los "ambiciosos objetivos" establecidos por Europa para 2025 para la fracción vidrio.

El 90 por ciento del residuo de vidrio de nuestro país proviene del contenedor verde y se recicla al 100 por ciento e infinitas veces, destinándose a la fabricación de nuevos envases. La calidad del reciclado de esta fracción es una de las claves que hacen del sistema de recogida separada de envases de vidrio el modelo "más eficaz, eficiente y sostenible ambientalmente".

La Entidad ha destacado que, además de todo el vidrio depositado en los iglús por los españoles, Ecovidrio recuperó, de forma complementaria, 74.054 toneladas de residuos de envases de vidrio a través de las plantas de tratamiento de residuos urbanos.

La entidad, pionera en el uso de la analítica de datos y la inteligencia artificial en el sector de los residuos, y en el marco de su Plan Estratégico de Transformación Digital, se ha valido de sus más de dos décadas de experiencia y de sus "avanzadas capacidades tecnológicas" para identificar zonas prioritarias de actuación con un potencial de "recogida extraordinaria".

Así, en 2023, Ecovidrio puso en marcha "campañas adaptadas y ultra segmentadas" en casi 30 municipios, llegando a más de 150.000 viviendas, cuyos resultados han permitido registrar incrementos de más del 100 por ciento en la recogida selectiva de esas zonas.

En su afán por avanzar hacia el residuo cero, Ecovidrio aplicó "técnicas innovadoras" para, en 2023, extraer 9.175 toneladas de residuos de envases de vidrio procedentes del rechazo y las mermas que se producen en el proceso de tratamiento. Este material no dispone de la calidad necesaria para ser reincorporado como materia prima secundaria en la fabricación de nuevos envases.

Sin embargo, es "muy apto y adecuado" para usos industriales tales como áridos para la construcción, chorreo de barcos, filtros de piscina u otras aplicaciones ornamentales.

Leer más acerca de: