Publicado 21/12/2021 13:02CET

Unos 200 regantes piden regulación ante la CHD y presentan más de 1.000 alegaciones al Plan Hidrológico

Protesta de los regantes ante la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD).
Protesta de los regantes ante la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD). - EUROPA PRESS

   VALLADOLID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Más de 200 regantes se han concentrado ante la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) para reclamar más regulación en la cuenca dentro del Plan Hidrológico, a cuyo borrador han presentado más de 1.000 alegaciones.

   El presidente de la Federación de Comunidades de Regantes del Duero (Ferduero), Ángel González Quintanilla, ha explicado que han acudido a presentar las alegaciones porque lo intentaron ya y no les hicieron "ni caso" y esperan que ahora sí se lo hagan o rechazarán el plan entero porque el 70 por ciento del agua la utilizan para producir "alimentos para todos", lo que no supone "gastar" el agua.

   González Quintanilla ha explicado que son los más interesados en que el agua esté en las mejores condiciones técnicas y físicas para que los productos que se van a generar después también sean los mejores y poder ser competitivos no sólo en España, sino también fuera de ella, por eso ha rechazado que sean "anti ecologistas", algo que ha tachado de "mentira".

   "Somos los más interesados de que el medio ambiente esté bien porque vivimos en el y de él", ha señalado el presidente de Ferduero, quien ha agregado que no quieren dejar para sus hijos y nietos una "herencia envenenada".

   "Nosotros queremos que las cosas se hagan bien y hacerlas bien. Hay que contar con la gente que realmente está utilizando el agua y llegar a un acuerdo y llegar a los acuerdos que sean necesarios", ha reclamado el presidente de Ferduero, quien pide que se cuente con ellos.

   Por ello, y ante el aviso de los científicos de los fenómenos meteorológicos extremos, quieren que se hagan regulaciones porque ha asegurado que la del Duero es la cuenca "menos regulada" de España, con sólo el 30 por ciento de la cuota del agua que cae frente a otras que lo tienen en un 200 por ciento y sí hay "capacidad" para hacerlo.

RESTRICCIONES DE AGUA

   Además, ha explicado que el Plan pone restricciones a la cantidad de agua que se permite usar a los agricultores para riego, algo que considera que se impone porque "no se quieren hacer regulaciones", cada vez hay menos agua y es "más fácil" quitársela a los regantes, por ello reclaman esas regulaciones en la cuenca.

   González Quintanilla ha aclarado que piden "pequeñas regulaciones" a lo largo de toda la cuenca del Duero y poder llegar a un 45 o un 50 por ciento de regulación, no un 200 como tiene el Guadalquivir.

   "Pero eso lo necesitamos, pero los necesitamos para todos, porque el agua que se embalsa en los embalses no solamente sirve para regar, también sirve para dar de beber y para ducharse y para lavarse...", ha añadido el presidente de Ferduero, quien ha incidido en que además hay que mantener los caudales ecológicos fijados, que suponen una restricción al uso y ha advertido de que el coste de todo eso lo pagan los agricultores y se beneficia todo el mundo.

   Por otro lado, ha apuntado que la Directiva del Agua establece que "el que contamina paga" y ha explicado que ellos no dicen que no contaminen, sino que cada uno pague lo que corresponda y se establezcan unas medidas exactas y concretas porque "todo" lo que hay sobre el suelo contamina.

   A este respecto, ha rechazado que se contemple que la contaminación difusa procedente de la agricultura y la ganadería, cuando de los demás también, más aún con los problemas que tiene España con las depuradoras.

   Así, en las alegaciones, además de pedir su participación y más regulación, lo que básicamente se pide es "mantener en buenas condiciones el medio ambiente, pero no olvidarse nunca de la economía" porque si solamente se fijan en el medio ambiente se estará "expulsando del campo a todos los agricultores", a los que se les pondrán las cosas "tan difíciles" que "no van a ser capaces de salir adelante".

ESFUERZO DE LOS AGRICULTORES

   En esta línea, ha agregado que los agricultores de la cuenca están haciendo inversiones "extraordinarias" para la modernización y eso hay que pagarlo, pero si no les permiten producir no lo podrán hacer y, por lo tanto, ha advertido de que la gente joven no se quedará en el campo.

   Asimismo, ha pedido que se hagan las cosas teniendo en cuenta también las aguas subterráneas y los acuíferos porque algunas zonas se pueden regar por el suelo y se pueden aliviar los mismos, algunos de los cuales se están manteniendo gracias a nuevas técnicas de riego, algo que están haciendo para que "el futuro sea bueno para todos", por lo que quieren una legislación "muy clara" sobre todas esas cosas.

   En este contexto, el presidente del sindicato de Regantes del Páramo Bajo, Herminio Medina, ha explicado que han acudido a protestar "en son de paz" porque los regantes están "muy hartos y muy cabreados" porque han demostrado que son capaces de ahorrar agua, con en el caso de esta zona, donde se ha ahorrado el 25 por ciento de los 6.500 metros cúbicos que tenían de cuota.

   Así, ha señalado que entienden que con los caudales ecológicos que tienen ahora es suficiente y ha criticado que no se haga una obra siquiera ni para hacer una retención de agua y ha exigido que se busque agua "donde la tiene que haber" pero que no presionen a los agricultores que están pagando "día a día".

   Medina ha advertido de que mucha gente quería acudir a la protesta, pero no se ha hecho por el COVID, y ha reclamado que den marcha atrás y se sienten a hablar. "Vamos a defender esto a capa y espada y no nos van a echar del campo nunca, nunca", ha aseverado el presidente del sindicato de regantes, quien ha pedido que se ponga "un poco de orden".

   Así, ha avisado que o se les hace caso o habrá más protestas con mucha gente. "No somos violentos, pero tampoco queremos ser que nos pisen la cabeza", ha advertido.

   Por su parte, Manuel Rodríguez González, agricultor de La Valduerna (León), ha explicado que tienen unas necesidades "muy grandes" porque se están quedando ya sin agua. "Estamos en invierno viendo el agua pasar por el río y en verano no la tenemos", ha asegurado Rodríguez, quien ha afirmado que necesitan una "ayuda" para que alguien les "eche una mano" para que los jóvenes agricultores tengan "dónde poder sembrar" porque así se tendrán que ir.

   "Porque no hay manera, es inhumano regar como estamos regando, necesitamos una regulación en el Duerna pero ya, no para el año que viene", ha aseverado.