Publicado 02/12/2021 14:33CET

Acuerdo para combatir cualquier discurso negacionista de los 'MENAs' que niegan la violencia de género

VALLADOLID, 2 Dic. (EURPPA PRESS) -

Las Cortes de Castilla y León han respaldado este jueves por unanimidad parte de una PNL del Grupo Socialista que ha llamado a combatir "cualquier discurso negacionista y posicionamiento político" que niegue la violencia de género o rechace las políticas enfocadas a su total erradicación, en una referencia expresa a los integrantes de VOX a quienes el procurador socialista Luis Ángel Fernández Bayón ha tildado de 'MENAs', en alusión a los "verdaderos machistas españoles no arrepentidos".

Se da la circunstancia de que la única procuradora de VOX en las Cortes, Fátima Pinacho, no ha participado en la sesión plenaria al estar de baja por enfermedad --tampoco ha votado de forma telemática--.

Los partidos también han dado el visto bueno a rechazar "todas las formas de violencia contra las mujeres", a manifestar su compromiso con las víctimas y a colaborar con las asociaciones de la sociedad civil que luchan contra la violencia machista y trabajan por la igualdad de hombres y mujeres.

Asimismo, han acordado instar a la Junta a "comprometerse firmemente" con los derechos de las mujeres y con la erradicación de "cualquier tipo de violencia machista", a reforzar las medidas contenidas en la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género y en el Pacto de Estado en el marco de las competencias autonómicas y a dotar de los recursos económicos y agentes especializados los instrumentos de lucha contra todas las formas de violencia contra las mujeres.

Sin embargo, el PP y el procurador de Por Ávila se han abstenido en los dos puntos del Grupo Socialista para instar al Gobierno de España a impulsar un marco normativo orientado a la abolición de la prostitución que han rechazado los once parlamentarios de Ciudadanos ya que, según ha vuelto ha asegurar la procuradora Alba Bermejo, algunas mujeres ejercen libremente y no en contra de su voluntad, a lo que el proponente ha respondido que las mujeres que ejercen la prostitución no lo hacen porque quieren.

"¿Estarían dispuestas a que sus familiares ejerzan la prostitución? Evidentemente no, ahí tiene la respuesta", ha preguntado Fernández Bayón a Bermejo que ha expresado su "total rechazo y condena" al tráfico de mujeres con fines sexuales para recordar que el Ordenamiento Jurídico español sí persigue los casos de prostitución en contra de la voluntad de las mujeres. La liberal ha reivindicado los derechos y libertades "de todas las mujeres" como la forma de entender el feminismo liberal en el que "todas tienen cabida, sin excluir a ninguna mujer".

Además, el PSOE ha rechazado la enmienda de sustitución del PP sobre los puntos relativos a la abolición de la prostitución por considerar que querían que el Gobierno financie el proyecto Atrapadas, de ámbito autonómico, cuando, según ha recordado, el Ejecutivo nacional ha transferido este año 2,9 millones del programa del Pacto de Estado por la Violencia de Género y otros 400.000 euros vía Sectorial de Igualdad.

El proponente ha lamentado las contradicciones del PP sobre este punto ya que, según ha rememorado, en 2020 votó en Comisión a favor de otra iniciativa del PSOE con el mismo texto. "Los cambios de parecer los espero de Ciudadanos, que nos tiene acostumbrados a esto, no de usted", ha ironizado para advertir a los liberales de que hace tiempo que han dejado de ser útiles en Castilla y León.

Fernández Bayón ha citado a la escritora Almudena Grandes, recientemente fallecida y foco, a su juicio, de "palabras de odio" por parte de la extrema derecha, para recordar que todos los asesinatos son igual de graves y aclarar no obstante que sólo las mujeres mueren por el hecho de serlo.

Todos los intervinientes en el debate de esta PNL han tenido palabras de recuerdo a las mujeres asesinadas víctimas de la violencia de género --tres en Castilla y León en 2021 con tres hijos ahora huérfanos--, una "cifra escalofriante" que, según ha advertido también el socialista, se queda corta ya que todavía no se contabilizan otros tipos de víctimas que, con los cambios introducidos por el Ministerio de Igualdad, comenzarán a ser visibles y a contar en las estadísticas partir de enero.

La 'popular' María Inmaculada Ranedo ha criticado por su parte los "feminismos más radicales de la izquierda" a la que ha acusado de no tener ganas de pactar en la lucha contra la violencia de género, un asunto en el que, según ha reprochado, no ha contado con otros grupos ni con las asociaciones. "No debe haber ideología si no acciones, dinero y voluntad, se criminaliza a los hombres y sin ellos no hay avances en esta lucha, solo son criminales los que maltratan", ha considerado.

Desde el Grupo Mixto, la procuradora de Podemos-Equo, Laura Domínguez, ha tachado de "hipócrita" ponerse un lazo morado para recortar por detrás los recursos en la lucha de esta violencia de género, un asunto que, según ha aclarado, que no es una lacra social como si se tratase de "una plaga de langostas que no se sabe de dónde viene o en la que no se puede hacer nada contra ella".

Domínguez ha recordado que Podemos se abstuvo en 2017 en la aprobación del Pacto de Estado contra la violencia de género, para defender que el tiempo ha dado la razón a la formación morada que ahora, en el Ministerio de Igualdad, ha actualizado este Pacto tras "dos incrementos históricos". "Nunca antes un Gobierno de España había destinado tantos recursos", ha reivindicado para aclarar que los de Unidas-Podemos no se ponen medallas ni se conforman "en la lucha contra las múltiples violencias contra las mujeres por el hecho de serlo".

Asimismo, ha advertido del "peligro democrático" que representa VOX y ha recordado al PP que está pactando y "dando alas" a "una ultraderecha que va en contra de los derechos de las mujeres". "Espero que no tengamos que volver a un debate del pasado aupado por su culpa", ha reprochado al PP.