El alcalde de Simancas (Valladolid) da por cerrada la batería de alegaciones del Ayuntamiento a la A-62

Publicado 16/07/2019 14:30:35CET

VALLADOLID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Simancas (Valladolid), el 'popular' Alberto Plaza, ha explicado que el Ayuntamiento ya envió al Ministerio de Fomento la batería de alegaciones al proyecto de mejora de capacidad de la autovía A-62 entre Tordesillas y Cigales y que en él recogió propuestas que aportaron todos los grupos políticos durante las reuniones que se celebraron.

Así lo ha explicado Plaza este martes en declaraciones a los medios de comunicación, en las que ha recordado que la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Simancas ya aprobó el pasado día 11 el envío al Ministerio de la batería de alegaciones "consensuadas por los grupos municipales" para "mejorar" el proyecto de soterramiento y creación de un tercer carril en la A-62 a su paso por el municipio.

Plaza ha explicado que las alegaciones se recogieron en dos reuniones y en ellas se refleja "el sentir de todos los grupos", pese a que los grupos de Toma la Palabra y Ciudadanos hayan reclamado un Pleno extraordinario para debatir las propuestas.

En todo caso, el edil simanquino ha manifestado que espera que las alegaciones se acepten y se incorporan al proyecto definitivo y al de construcción para que "sea verdaderamente beneficioso para el municipio".

Las alegaciones se dirigen a mejorar "matices" que el Ayuntamiento quiere que se mejoren, con planteamientos como mejorar los accesos tanto por la zona de la ermita como en la salida hacia Valladolid, con enlaces al polígono industrial y la gasolinera.

El documento también hace alusión a mejorar las paradas de autobuses, que el paso de tráfico agrícola sea más permeable y la creación de un itinerario accesible y peatonal entre el barrio del Silo y el colegio publico de los Zumacales.

Por otra parte, la Plataforma Humanizar Simancas ha destacado que este lunes celebró una Asamblea en la que recibió el apoyo del "numeroso público" presente a las alegaciones que este colectivo presentará sobre el mismo proyecto de la A-62.

En el caso de la Plataforma, la principal alegación versa sobre la afectación que la obra producirá sobre el tráfico de la A-62 durante más de un año de obras, que presumiblemente puede quedar colapsada, por lo que los vecinos reclaman que se construya una vía de servicio alternativa para mantener la comunicación con Valladolid a través de Arroyo y que después permanecería como vía urbana.

Otro problema importante que perciben es la seguridad del túnel, puesto que la peligrosidad del mismo llevará, según el proyecto de Fomento, a limitar la velocidad en ese tramo de la autovía a 70 kilómetros por hora. Los vecinos piden que el túnel reúna todas las medidas de seguridad que requieren las Directivas Europeas, así como que se cierre la proyectada abertura de 100 metros, con objeto de evitar la contaminación y el ruido que la misma producirá.

Los representantes de la plataforma pedirán también a Fomento que no se destruya el camino que sube al Páramo y que forma parte del Camino de Santiago Madrileño y de la Cañada Real, donde además existen restos arquitectónicos de la traída de aguas ordenada por Felipe II en el siglo XVI, puesto que el actual proyecto prevé su destrucción.

Finalmente los vecinos propondrán soluciones para los accesos a la urbanización El Silo, las paradas de autobús y el tránsito peatonal por la glorieta de enlace en el casco histórico de Simancas, frente al paso peatonal elevado de hormigón previsto por Fomento, que los vecinos consideran escasamente funcional y completamente antiestético.

Para leer más