Actualizado 15/12/2021 12:30 CET

Blanco, "orgullosa" de que CyL sea la CCAA con menos personas en listas de espera

Archivo - Un hombre en silla de ruedas observa el exterior del edificio Garbí-Vall de Hebrón, en Barcelona.
Archivo - Un hombre en silla de ruedas observa el exterior del edificio Garbí-Vall de Hebrón, en Barcelona. - David Zorrakino - Europa Press - Archivo

   VALLADOLID/MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Castilla y León se sitúa como la comunidad autónoma con menor número de personas en listas de espera, con un 0,15%, un dato que la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha achacado a la reducción de plazos y papel, así como a la unificación de procesos y al trabajo conjunto y coordinado entre la Junta, las entidades locales y las entidades del del tercer sector.

   En noviembre de 2021, las personas en lista de espera eran 167, el menor dato del país, según el informe de la Asociación Estatal de Directores y Generentes de Servicios Sociales.

   "Nosotros no teníamos lista de espera, pero eso no significa que no hayamos hecho nada con ese plan de choque", ha aseverado la consejera durante una entrevista concedida a Europa Press.

   En este sentido, se ha confesado "muy orgullosa" de los profesionales de Castilla y León, del diálogo y de la colaboración entre las diferentes administraciones, ingredientes que, según ha incidido, forman parte del "secreto del funcionamiento de los servicios sociales" en la Comunidad y "el que no lo valore así es porque lo desconoce".

   No obstante, a pesar de los buenos datos, Blanco ha reiterado que la Consejería no ceja en su empeño por "seguir optimizando las aplicaciones informáticas y seguir implementando nuevos sistemas informáticos para seguir reduciendo, por ejemplo, el reconocimiento del derecho". Este último, con un plazo de reconocimiento efectivo que ahora se sitúa en dos meses y con el objetivo final de legislatura de reducirlo a los 30 días.

   En Castilla y León, 1.254 personas han fallecido en lista de espera --por detrás de Ceuta (15), Melilla (42), Navarra (148), Cantabria (324), La Rioja (400), Galicia (448), Baleares (666), Asturias (1.043) y Aragón (1.188)--, 27 lo han hecho en el llamado 'limbo de la dependencia' --tercer menor dato por detrás de Ceuta (7) y Melilla (19)-- y otras 1.227 han fallecido aún pendientes de valorar, lo que supone el 7,14% del total de 17.169 fallecidos en toda España en este apartado.

DATOS NACIONALES

   En el ámbito nacional, un total de 43.381 personas ha fallecido en lo que va de 2021 en las listas de espera de la dependencia, según los últimos datos del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 recogidos por la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, con motivo del XV aniversario de la Ley de Dependencia.

   En concreto, de esas 43.381 personas, 26.212 eran dependientes con derecho pendientes de prestación, y 17.169 estaban pendientes de resolución del grado de dependencia.

   Además, de los datos se desprende que las comunidades autónomas con mayor "limbo de la dependencia", es decir, con mayor número de personas pendientes de recibir prestación son: Cataluña (31,8%), La Rioja (31,2%) y Canarias (27,5%), y las que menos, Castilla y León (0,15%), Ceuta (3,3%) y Navarra (4,1%).

   Aragón y Asturias han sido las que en mayor porcentaje han reducido su lista de espera, un 36,7% y un 33,7% respectivamente; mientras que Canarias (+24,2%), Murcia (+14,1%), La Rioja (+12,5%) y Cataluña (+5,5%), a pesar de haber recibido el incremento presupuestario, han aumentado la lista de espera en este año.

   Según advierte la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, "la burocracia en los procedimientos y estas comunidades no van a permitir que el Gobierno cumpla con el objetivo de reducción de la lista de espera en 60.000 personas comprometidas en el plan de choque".

   La Asociación destaca que las comunidades que más ha aumentado las personas beneficiarias con prestación en lo que va de año han sido la Comunidad Valenciana (con un incremento del 14,38%), el Principado de Asturias (14,24%) y la Comunidad de Madrid (13,59%).

   Por el contrario, lamenta que en el País Vasco ni siquiera se ha mantenido la tasa de reposición, disminuyendo el número de personas beneficiarias, y en Cantabria, el número personas con derecho se ha reducido, en lo que va de año, en un 11,5%.

   Para la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, estos datos "parecen indicar que el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) se reactiva", pero advierte de que "ha sido en gran medida a base de servicios de bajo coste dirigidos a las personas dependientes con Grado I".

   Las prestaciones y servicios, según indica, son "cada vez de menor intensidad, y a todas luces insuficientes" para las necesidades de las personas en situación de dependencia. Por ello, "lejos de nuevos discursos, fotos e intenciones", pide "medidas urgentes para evitar el sufrimiento y abandono de las personas más vulnerables".

   En concreto, pide al Gobierno de España y a los Gobiernos Autonómicos que acometan reformas para "agilizar los trámites, simplificar los procedimientos y aplicar medidas de suspensión y flexibilidad del servicio o prestación sin necesidad de resolución de un nuevo procedimiento".

   También propone avanzar hacia la prescripción social del profesional de referencia como único requisito para la ejecutividad y puesta en marcha de las prestaciones, e incluir la transparencia del Sistema de Información de la Dependencia.

   Auque la Asociación destaca que "ya se han recuperado los recortes del 2012 y se han incrementado los presupuestos", recuerda que "cada 11 minutos en España fallece una persona en el laberinto burocrático de la Ley y que, desgraciadamente, a las 43.381 personas que fallecieron este año, el plan de choque no les llegó a tiempo".