Publicado 07/09/2021 12:26CET

El Centro Nacional de la Gripe apunta que hombres y mujeres presentan niveles similares de protección ante este virus

Archivo - Vacuna de la gripe
Archivo - Vacuna de la gripe - GOBIERNO DE CANARIAS - Archivo

VALLADOLID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Centro Nacional de la Gripe de Valladolid han concluido que el género no afecta, en general, a la seroprotección contra el virus de la gripe y a la respuesta humoral tras la vacunación.

Según ha señalado la Universidad de Valladolid en un comunicado recogido por Europa Press, un grupo de investigadores del Centro Nacional de la Gripe se plantea si están naturalmente más protegidas las mujeres ante las enfermedades infecciosas que los hombres estudiando el caso concreto de la gripe y sus vacunas.

La conclusión ha sido que la variable del género no afecta a la seroprotección ante este virus.

Los años 2020 y 2021 han estado protagonizados en todos los niveles, incluido el investigador, por la COVID-19, pero como recuerdan, desde "hace muchos años", se convive con otras enfermedades infecciosas que causan anualmente miles de muertes y que siguen requiriendo atención e investigación.

En este contexto, la pandemia provocada por el SARSCoV-2 "ha puesto en evidencia la necesidad de estudiar algunos factores relacionados con las enfermedades infecciosas, como el género, que hasta ahora se habían infravalorado o incluso habían pasado desapercibidos".

"Tradicionalmente se ha puesto en un segundo plano valorar este tipo de cuestiones, centrándose más en factores como las enfermedades de base, la edad y otros factores de riesgo; pero nuestros resultados muestran que el sexo debe ser tomado en cuenta a la hora de evaluar parámetros de protección vacunal, porque pueden mostrar bolsas ocultas de personas infraprotegidas", han explicado el responsable científico y de vigilancia virológica del Centro Nacional de la Gripe, Iván Sanz y la investigadora del mismo centro y del grupo BIOCRITIC de la Universidad de Valladolid Laura Sánchez.

La gripe o influenza (por su denominación en inglés) es una enfermedad infecciosa respiratoria producida por un virus que se transmite con facilidad, propagándose rápidamente especialmente en las épocas de otoño e invierno, y que provoca directa o indirectamente hasta 650.000 muertes al año a nivel mundial.

Según un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud en 2010 la gripe provocó casos más graves y mortales en el colectivo de mujeres, especialmente entre las más jóvenes; sin embargo, otros estudios demuestran que el impacto en términos de infección y mortalidad por gripe es mayor en los hombres en ambos extremos de la vida, menores de 20 y mayores de 80 años.

Así, se preguntaron "qué ocurre realmente" y si se contagian más las mujeres que los hombres y diseñaron un estudio observacional de 2.243 individuos sanos (1.052 hombres y 1.191 mujeres) reclutados entre 2006 y 2018 a los que les extrajeron muestras de suero antes y después de la vacunación. Con estos sueros se puso en marcha un ensayo de inhibición de la hemaglutinación que permite conocer los anticuerpos que tiene cada persona frente a cada uno de los virus de gripe humana existentes.

Los resultados del estudio observacional reflejan que, a priori, hombres y mujeres, en un estado basal (antes de la vacunación) presentan la misma protección humoral, que "es la parte del sistema inmune que se encarga de producir anticuerpos", explica Iván Sanz.

La diferencia aparece cuando entran en juego las vacunas. En general, las mujeres adquieren una mayor protección con ciertas vacunas, pero también sufren más efectos secundarios como se está pudiendo comprobar con la COVID-19. Y esto incrementa si incluimos en la ecuación también el factor edad.

"El paso de la edad afecta a la respuesta humoral de los varones mayores de 65 años en comparación con las mujeres de la misma edad, siendo menor en los primeros", ha apuntado Sanz. Es decir, la vacunación contra la gripe no tiene en cuenta el sexo en términos de eficacia de la respuesta humoral en adultos jóvenes, pero sí en el caso de los ancianos.

Como conclusión, el estudio muestra que en general, el género no es un factor demasiado relevante para la inmunidad humoral frente a la gripe, pero, en ciertas edades y frente a subtipos específicos de gripe, existen diferencias entre ambos sexos por lo que este factor "no puede dejarse de lado a la hora de investigar y plantear campañas de vacunación".

Además, han añadido que la información obtenida podría ser crítica en situaciones en las que hay una mayor demanda y escasez de existencias, como una pandemia.

Contador