Actualizado 15/06/2021 14:04 CET

CyL apuesta el próximo curso por mantener medidas y adaptarlas a cualquier escenario

La consejera de Educación, Rocío Lucas, comparece para presentar la instrucción y el protocolo de seguridad para el próximo curso escolar.
La consejera de Educación, Rocío Lucas, comparece para presentar la instrucción y el protocolo de seguridad para el próximo curso escolar. - EUROPA PRESS

   Se permitirán actividades deportivas individuales y colectivas sin contacto físico continuado y sí se contemplan actividades extraescolares

   VALLADOLID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Castilla y León apuesta para el próximo curso escolar por medidas similares a las que han permitido desarrollar el presente de forma "presencial y segura", aunque éstas serán "flexibles" ante cualquier escenario y ante la previsión de que el avance de la vacunación permita una mejoría de la situación epidemiológica.

   La consejera de Educación, Rocío Lucas, ha presentado el nuevo 'Protocolo de organización y prevención en los centros educativos de Castilla y León para el curso escolar 2021-2022' y ha destacado el "éxito" de las medidas implantadas que han permito a Castilla y León ser "la única comunidad que ha conseguido la presencialidad en todas las modalidades de enseñanza".

   Así, el documento recoge medidas como la creación de grupos burbuja, el establecimiento de una distancia entre personas de 1,5 metros y el uso de mascarilla para los mayores de seis años en todo momento, entre otras.

   Lucas ha defendido que se trata de un "documento vivo" que podrá "ir adaptándose a los distintos escenarios, según indiquen las autoridades sanitarias en cada momento".

   La consejera ha defendido que esta presencialidad se ha logrado mantener "incluso en los momentos más duros de la pandemia", como en el mes de enero, cuando con una alta incidencia en el conjunto de la sociedad, el sistema educativo de Castilla y León "apenas tenía el dos por ciento de sus aulas en cuarentena", con un acumulado máximo de entre 300 y 400 aulas sobre un total de 17.000.

   Al igual que este curso, los centros docentes deberán prestar especial atención a la organización de espacios, el tránsito de personas, el establecimiento de medidas higiénicas y el rastreo de los contagios.

   Además, se continúa insistiendo en que no acudan al centro aquellos estudiantes, docentes y otros profesionales que tengan síntomas compatibles con la COVID-19, que se encuentren en aislamiento o en período de cuarentena domiciliaria por contacto estrecho. Con carácter general se intensificará la limpieza y desinfección, especialmente en baños y en las superficies de mayor uso.

PLANES DE REFUERZO

   Por último, la titular de Educación ha confirmado que "se mantienen los planes de refuerzo y recuperación que han dado un excelente resultado educativo y beneficiado al alumnado más vulnerable o aquel en que la brecha educativa podía acrecentarse". En esta misma línea, los planes de contingencia deberán ser actualizados con los aspectos concretos del próximo curso, "haciéndose especial hincapié en la actualización de los planes de digitalización que tan buenos resultados han dado en el presente curso".

   En el primer y segundo ciclo de Educación Infantil y el primer curso de Primaria, los centros constituirán grupos estables de convivencia. El número de escolares por aula será de 22 como norma general, pudiendo llegar excepcionalmente a 25. Cuando la transmisión sea muy baja, estado de nueva normalidad, se permitirá la interacción entre distintos grupos estables de convivencia, sobre todo al aire libre. Además, a medida que los estudiantes cumplan seis años será obligatorio el uso de mascarillas.

   Para el resto de niveles educativos, será obligatorio el uso de mascarilla y en todos los casos se deberá respetar la distancia de seguridad de 1,5 metros entre estudiantes. El número de estudiantes por aula no podrá sobrepasar las ratios máximas de cada enseñanza.

   Los colegios e institutos continuarán con el establecimiento de tantos accesos como sea posible y todos estarán controlados por personal del centro educativo, procurando mantener la distancia de seguridad durante la entrada y salida del mismo. Asimismo, las llegadas y salidas se realizarán de forma escalonada.

   Además, se trabaja para que todos los grupos de Bachillerato puedan desarrollar sus clases en horario de mañana, después de que durante este curso tres de ellos tuvieran que trasladarse al horario vespertino.

   En relación a las actividades en los patios, se dividirán también, en la medida de lo posible, las salidas y regresos del recreo; se minimizará el cruce en pasillos entre el alumnado, y si fuera preciso, se adaptará o reducirá el tiempo de descanso. En este sentido, están permitidas las actividades deportivas individuales y colectivas, que no impliquen un contacto físico continuado. En el caso de los deportes de equipo, se realizarán con un máximo de 30 alumnos de forma simultánea, con mascarilla y solo al aire libre.

   Sobre este punto, Rocío Lucas ha confirmado que sí está prevista para el próximo curso la celebración de actividades extraescolares, con cuyo sector se reunirá su departamento este mismo martes.

   En cuanto a la vacunación de los escolares, la consejera ha recordado que la decisión y el procedimiento para llevarlo a cabo depende de Sanidad, a la que ofrecerán "todas las facilidades" para cumplir con lo que determine.

577700.1.260.149.20210615140250
Vídeo de la noticia