El deterioro cognitivo supone el 41% de los dependientes de CyL y se multiplican Alzheimer y demencias

Presentación del Día Mundial del Alzheimer
EUROPA PRESS
Publicado 17/09/2018 14:29:13CET

   Afacayle reclama "tomar conciencia" del alcance de estas enfermerdaes y de la necesidad de una buena dotación de la investigación

   VALLADOLID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El diagnóstico de Alzheimer y otras demencias se ha "multiplicado" en los últimos años hasta alcanzar el 7 por ciento de las personas mayores de 65 años y el deterioro cognitivo supone ya el 41 por ciento del total de personas dependientes de la Comunidad, unas 37.500.

   Así se ha puesto de manifiesto durante la presentación del 'Día Mundial del Alzheimer', que se conmemora el día 21 de septiembre, en un acto en el que han participado los consejeros de Familia e Igualdad de Oportunidades y de Sanidad, Alicia García y Antonio María Sáez Aguado, respectivamente, así como la presidenta de la Federación de Asociaciones de Familiares Enfermos de Alzheimer de Castilla y León (Afacayle), Milagros Carvajal.

   Los consejeros han manifestado el reto que supone la atención a estas enfermedades desde el punto de vista sociosanitario, dado el volumen de personas afectadas, que suponen el 41 por ciento de los 90.000 dependientes que hay en la Comunidad, es decir, unas 37.500, aunque Afacayle estima que los afectados rondan los 50.000 y que supone más del 60 por ciento de la dependencia en el país, con un coste anual de 36.000 millones de euros.

   Desde el punto de vista sanitario, el consejero de Sanidad ha advertido de que en los últimos años el diagnóstico de nuevos casos se ha "multiplicado" hasta el punto de que, a falta del registro de prevalencia de Alzheimer en el que se trabaja, ronda el 7 por ciento de la población mayor de 65 años. Además, ha explicado que el número de personas registradas dentro de la cartera de servicios de atención a las demencias se ha incrementado desde 16.858 en 2008 a 25.142 a finales de 2017.

AFECTADOS MÁS JÓVENES

   A este respecto, el consejero ha incidido en que el diagnóstico se produce cada vez a edades más precoces, probablemente por dos factores, la aparición de la enfermedad en personas más jóvenes y que actualmente se diagnostica antes. Según Afacayle se estima que entre el 9 y el 10 por ciento de las personas diagnosticadas tienen menos de 65 años y a la mayoría se les detecta en plena actividad profesional o laboral.