Actualizado 31/05/2007 19:32 CET

Los ganaderos sorianos protestan por la imposibilidad de recibir ayudas económicas ante los ataques de buitres al ganado

SORIA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

Asaja en Soria se lamentó hoy de no poder recibir compensaciones económicas ante los ataques de buitres, catalogados como especie protegida, sobre el ganado tras los incidentes ocurridos durante los últimos días y ante lo que los agricultores se sienten "impotentes".

Los portavoces de la organización agraria, en declaraciones a Europa Press, reivindicaron la indemnización de forma inmediata a los ganaderos ante estos ataques al tiempo que expresaron su confianza en que la Administración responda de forma satisfactoria a los expedientes de responsabilidad social planteados.

Asimismo, los representantes solicitaron tanto a la Junta de Castilla y León como al Gobierno central que se destinen fondos a la investigación sobre el origen de los ataques de estos buitres al ganado.

El último caso en la provincia de Soria ocurrió hace menos de una semana en Lubia, donde una vaca que se encontraba de parto fue atacada por buitres, que acabaron con su vida y con la del ternero.

Sucesos similares se dieron en los últimos meses en varios municipios sorianos como Trévago o Bayubas de Abajo, algo que se debe, en opinión de los agricultores y ganaderos a su "hambruna". "Están tan hambrientos que se lanzan contra el ganado enfermo, débil o parturiento hasta que le matan", afirmó un ganadero afectado.

Ante esta situación, el Gobierno aprobó el pasado viernes un real decreto que establece las condiciones para la alimentación de las aves necrófagas en los denominados comederos de aves una vez que las autoridades correspondientes hayan comprobado que las necesidades alimenticias de estos animales, en una zona determinada, no están cubiertas de forma suficiente.

Esta norma se aplicará exclusivamente a especies como el buitre leonado, el buitre negro, el alimoche, el quebrantahuesos, el águila imperial, el águila real, el milano real y el milano negro.