Publicado 12/06/2016 13:44

Joaquín Díaz y Gabriel Calvo reivindican en Valladolid los octosílabos del Romance como lenguaje "reutilizable"

Joaquin Diaz y Gabriel Calvo feria del libro de Valladolid
EUROPA PRESS

VALLADOLID, 12 Jun. (EUROPA RPESS) -

Los folcloristas Joaquín Díaz y Gabriel Calvo han reivindicado hoy la composición métrica de octosílabos del Romance como lenguaje "reutilizable", tal y como se pone de manifiesto en su proyecto conjunto titulado 'Trovadores y juglares: Romances de tradición oral' presentado dentro de las actividades de la XLIX Feria del Libro de Valladolid.

En el acto, celebrado en la Sala experimental del Teatro Zorrilla, a muy pocos metros de la Plaza Mayor, nuevo emplazamiento elegido para la cita de libreros y editores, ambos músicos han indicado sobre su colaboración, en clave de humor, "que el orden de factores no altera el producto".

El salmantino Gabriel Calvo ha revelado que el proyecto surgió tras su visita a Urueña en el año 2012 por "la pasión común por los romances tradicionales" pero que no fraguó hasta 2015, a causa de las numerosas ocupaciones de Joaquín Díaz, y que dicho trabajo ha contado con la participación de amigos, colaboradores y músicos profesionales como Ángel Lévid, Retahíla y Pepa Junquera.

Por su parte, el músico y folclorista zamorano Joaquín Díaz ha revelado que la elección ha correspondido a Gabriel Calvo pero que acudió a este proyecto "tan fielmente" al tratarse de romances, un género al que considera "el más español y que mejor nos representa".

Díaz ha subrayado también la importancia del uso de la música para "recordar el octosílabo" en una narración que "relata la vida misma y lo que puede suceder al individuo" y, tras recordar el empleo reciente de esta métrica por parte del compositor José María de Pablo, ha apuntado que el Romance "no es un lenguaje del pasado" y, por ello, ha recomendado el uso de esta métrica que le "convence" y le "sigue emocionando".

'Trovadores y juglares', tal y como ha precisado Gabriel Calvo, incluye recopilaciones "ya conocidas", a diferencia de otros trabajos en los que se incluyeron nuevos y viejos romances como el que grabó con el mismo Díaz, bajo el título 'Idolatrías', y en el año 2000 con el grupo canario 'Los Sabandeños' y Jorge Drexler, del que ha comentado la paradoja de que ahora cuenta con un 'Oscar' y cuando se conocieron dos años antes fue en un recital en Salamanca "en el que sólo estaban ocho personas".

NUEVOS PROYECTOS

En este mimo acto, el etnógrafo y máximo responsable de la fundación que lleva su nombre, con sede en Urueña (Valladolid), ha adelantado la realización de tres nuevos trabajos, uno de ellos que ya cuenta con el título 'Grabando', que realizará como homenaje a los técnicos de sus más de 1.000 grabaciones que no aparecen en los créditos. Ahora, sin embargo, cada uno intervendrá, antes de cada canción, al grito de "¡Grabando!"

Sobre el segundo trabajo musical, el folclorista anuncia que tendrá como tema el concierto que realizó en la Sinagoga de la calle Balmes de Madrid, una grabación para Alberto Hemsi de un recopilatorio de música sefardí, mientras que su último proyecto versará sobre un recital del año 62 en el Colegio carmelita de Madrid.