El juicio por el vuelco del remolque de Tordesillas entra mañana en la fase de informes finales

Publicado 19/06/2019 12:48:01CET
EUROPA PRESS.

VALLADOLID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 2 de Valladolid celebrará este jueves, 20 de junio, la cuarta y última jornada del juicio por el vuelco de un remolque en Tordesillas con la exposición de los informes definitivos de las acusaciones pública y particulares, en representación de las dos víctimas mortales y de los 18 heridos, así como de las defensas del acusado, Luis B.H, y de la aseguradora Mapfre.

Las previsiones es que el proceso quede visto para sentencia este jueves, después de que la tercera jornada desarrollada este miércoles estuviera centrada en las periciales forenses sobre las dos víctimas mortales, María Petra F.F, de 54 años, y Pablo S.B, de 40, así como de las lesiones y secuelas de los heridos.

En su informe, el forense que practicó ambas autopsias, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha confirmado que María Petra murió en el acto en el mismo escenario del accidente y el segundo más de dos meses después tras permanecer en coma en un centro hospitalario.

La relación de causalidad entre el vuelco del remolque y los dos fallecimientos es clara para el forense, en ambos casos como consecuencia de los traumatismos craneoencefálicos sufridos al salir despedidos y golpearse contra el suelo.

En el caso de los dos hijos de María Petra, que desde la fecha del siniestro reciben tratamiento psicológico, una de las ocho forenses que han testificado ha apuntado la posibilidad de que el sentimiento de duelo que sufren pueda haberse prolongado por espacio de un año, incluso agravado por el hecho de coincidir en el pueblo con el encausado y revivir así lo sucedido.

SENTIMIENTO DE DUELO AGRAVADO

De hecho, los hijos han presentado varias denuncias contra el conductor del tractor tras haber sido testigos de que éste ha seguido conduciendo el vehículo agrícola en sus tierras a pesar de tener retirado el carné de forma provisional.

El primer día del juicio, el acusado, de 63 años, alegó que el accidente, registrado sobre las 16.00 horas del día 10 de septiembre de 2017, en las fiestas de la Virgen de la Peña, se produjo porque la casi veintena integrantes de la peña 'El Infierno' se colocaron todos en el lado derecho del remolque al tomar la rotonda en el trayecto hasta la ermita, causando el vuelco del arrastre.

Sin embargo, la práctica totalidad de los testigos coincide en que el vuelco se produjo como consecuencia del exceso de velocidad en la conducción del acusado, quien tras el siniestro arrojó una tasa de alcoholemia de 0,64 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

Con carácter provisional, Fiscalía de Valladolid imputa al procesado un delito contra la seguridad vial (art. 379.2 del C.P)--conducción bajo los efectos del alcohol--en concurso con dos delitos de homicidio por imprudencia grave (art. 142.1) y dieciocho delitos de lesiones por imprudencia grave.

En concepto de pena, el acusador público interesa una condena de cuatro años de cárcel, la máxima contemplada, y la privación de carné de conducir por espacio de seis años, así como el pago, en concepto de responsabilidad civil, de indemnizaciones para los familiares de las dos víctimas mortales que globalmente superan los 270.000 euros, con responsabilidad civil directa de Mapfre, al margen del resto de indemnizaciones para la casi veintena de lesionados.

Por su parte, el letrado de Pablo S.B. y su esposa, Karina C.F, el primero fallecido tras el siniestro y la segunda herida en el mismo, solicita para el conductor cinco años de prisión por un delito de homicidio imprudente con empleo de vehículo de motor, otro de lesiones imprudente y un tercero de conducción temeraria, a pesar de que una hipotética condena no podría exceder de los cuatro años.

Así, el acusador particular pide la retirada del permiso de conducir del investigado por espacio de doce años, junto con el pago de indemnizaciones en favor de la viuda y sus dos hijas que globalmente se elevan a casi 250.000 euros, con responsabilidad civil directa de la aseguradora Mapfre.

Otra de las acusaciones particulares, en representación de la mujer fallecida, pide cuatro años de privación de libertad, privación del carné por seis años y las correspondientes indemnizaciones que superan los 392.000 euros, mientras que las defensas del procesado y de la compañía Mapfre interesan un fallo absolutorio, en el caso de la aseguradora al observar la concurrencia de culpas.

Contador

Para leer más