La Junta invertirá dos millones más para que la residencia mixta de Segovia cuente con 150 plazas para dependientes

Actualizado 18/02/2019 17:37:49 CET

SEGOVIA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, ha avanzado en su visita a la residencia para personas mayores en la mañana de este lunes la intención de la Junta de Castilla y León de prolongar la inversión con 2 millones de euros más en la Residencia Mixta con el objetivo de dotar las instalaciones con 150 plazas para personas dependientes con espacios organizados en unidades de convivencia.

Para esta reconversión de plazas de válidos en plazas aptas para personas dependientes, la Junta ya destinó en una fase inicial de reforma cerca de 1,5 millones de euros, a los que se han sumado otros 530.000 euros en 2018, según datos de la institución.

En la actualidad, la residencia cuenta con son 84 plazas para personas dependientes y con una plantilla de 107 trabajadores.

Además, este centro ofrece 41 plazas de estancias diurnas dirigidas a mejorar y mantener el nivel de autonomía personal de las personas mayores y de un servicio de actividades de envejecimiento activo.

Alicia García ha adelantado que en 2019 está prevista la licitación de un proyecto en la zona que en la actualidad no está ocupada por los residentes, cuyas obras se iniciarían en 2020, y a las que la Junta destinará unos dos millones de euros, para crear las primeras cuatro unidades de convivencia en la Residencia Mixta.

Una vez que finalice esta intervención, la previsión de la Junta es continuar con la implantación de unidades de convivencia en la zona que ya está reconvertida y adaptada con esas 84 plazas para dependientes, lo que acabará transformando esta residencia en un centro organizado íntegramente en unidades de convivencia similares a un hogar y con todas sus plazas, más de 150, adaptadas para personas dependientes.

La consejera ha remarcado durante su visita a la residencia el acuerdo de la Junta de reconvertir 50 plazas por año entre el 2017 y el 2023 en todo Castilla y León, proyecto que cuenta con un presupuesto cercano a los 20 millones de euros, y ha predicho que " para 2020 habrá un porcentaje mayor al 50 porciento de plazas reconvertidas".