Los mayores califican con un 8,5 su percepción sobre la ciudad en un estudio encargado por el Ayuntamiento

El alcalde, Óscar Puente, y la concejal de Servicios Sociales, Rafaela Romero
AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID
Actualizado 21/12/2017 13:15:35 CET

Servicios Sociales intensificará la atención a quienes viven solos, unas 3.500 personas según los datos actuales

VALLADOLID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las personas mayores de Valladolid han calificado con un 8,5 su percepción sobre las condiciones que tiene la ciudad para la vida de los ciudadanos mayores de 65 años, según un estudio realizado por la Concejalía de Servicios Sociales dentro del programa de ciudades amigables con los mayores en el que el Consistorio está involucrado.

El estudio ha sido presentado este jueves por el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, y por la concejal de Servicios Sociales, Rafaela Romero, quienes han destacado que la valoración que dan los vecinos mayores y que "coincide" con la percepción que tiene el equipo de Gobierno de sus propios servicios.

En todo caso, pese a la buena calificación que reciben los servicios municipales, Puente ha aseverado que tomarán en consideración las 40 propuestas que los encuestados han formulado en este estudio, entre las que están la posibilidad de ralentizar el tráfico en ciertas calles, aumentar el número de papeleras y fuentes, crear más paradas de autobús con marquesina y asientos y diseñar proyectos dirigidos a personas que viven sólas.

En este sentido, la edil de Servicios Sociales ha explicado que, aunque actualmente el equipo de Gobierno cuenta con herramientas como la teleasistencia o el seguimiento a través de los Centros de Acción Social, se trata de un "problema" ya que "cada día más gente" se encuentra en esta situación.

Rafaela Romero ha apuntado que se estima que aproximadamente 3.500 personas mayores viven solas en la ciudad y que, entre los mayores de 85 años un 34 por ciento viven solos.

Para que la atención a este grupo de población sea "más adecuada", la edil de Servicios Sociales ha apuntado que no se deben limitar a la teleasistencia, de modo que ya se trabaja con las dos federaciones de asociaciones vecinales para respaldar la atención a los mayores que viven solos a través de una red de voluntariado que puede "recuperar las redes vecinales".

Asimismo, Romero ha planteado la posibilidad de reducir los costes de la teleasistencia para poder ofrecer servicios más accesibles.

El estudio forma parte del proyecto 'Una ciudad amigable', un proceso en favor del envejecimiento activo que busca optimizar las oportunidades del bienestar físico y mental, con el objetivo de ampliar la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida en las personas mayores.

Se ha focalizado el trabajo en ocho apartados como espacios al aire libre y edificios, transporte, vivienda, respeto en inclusión social, participación social, comunicación en información, empleo y participación y servicios sociales y de salud.

PLAN DE ACCIÓN

Con todo ello y ya antes del estudio, el Ayuntamiento prepara un Plan de Acción que se ocupe de proponer los objetivos generales que deben guiar los proyectos relacionados con la población mayor y marque las principales líneas de actuación, así como otros elementos metodológicos de interés para el desarrollo y evaluación de intervenciones.

El Plan de Acción será, ha recalcado Puente, un proceso "transversal" para dar cumplimiento tanto las acciones propuestas por las personas mayores y también integrarse en la dinámica habitual de gestión del Ayuntamiento, la cual incluya la perspectiva de las personas mayores.

Junto a esa "necesidad de transversalidad" se debe tener en cuenta, según el equipo de Gobierno, las actuaciones que puede incluir el Plan, cuyas áreas de diagnóstico abarcan desde urbanismo y equipamientos al aire libre, hasta oportunidades de participación de las personas mayores.

En las distintas áreas, el alcalde ha destacado la satisfacción de los mayores en aspectos como el transporte público y el precio del bonobús, las condiciones de la vivienda, la dotación comercial y de servicios o la oferta de actividades para el envejecimiento activo y participación.

Asimismo, los mayores de Valladolid muestran su sensibilización con la situación de soledad de algunas personas de la ciudad y proponen la creación de servicios para mejorar su atención. En cuanto a las redes familiares, un 69 por ciento señalan que todavía son "muy fuertes" y que pueden contar con sus hijos como apoyo, pero advierten de que las "redes vecinales" se "resquebrajan".

En cuanto a otros servicios, los mayores tienen una valoración muy positiva de la atención primaria, sobre todo en el trato de los profesionales, aunque algunos de los grupos consultados ha solicitado que los centros de atención primaria incluyan el servicio de geriatría. Eso sí, la percepción es más bien negativa en lo relativo a las listas de espera, sobre todo las de los centros de especialidades.

Además, un 41 por ciento se siente informado o bien informado sobre los servicios sociales. En cuanto al sistema de atención a la dependencia, las personas mayores encuestadas consideran en un 25 por ciento es adecuado, mientras que un 27 por ciento cree que es "normal".