Actualizado 29/11/2021 13:25 CET

El PIB de CyL sube un 3% en el tercer trimestre y la Junta mantiene el objetivo de crecer un 5,6%

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, presenta la contabilidad regional correspondiente al tercer trimestre de 2021 junto a la directora general de Presupuestos y Estadística, María Isabel Campos.
El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, presenta la contabilidad regional correspondiente al tercer trimestre de 2021 junto a la directora general de Presupuestos y Estadística, María Isabel Campos. - EUROPA PRESS

   El crecimiento se debe fundamentalmente al sector servicios, la construcción y las ramas energéticas

   VALLADOLID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León registró en el tercer trimestre de 2021 una variación interanual del 3 por ciento (1,4 por ciento respecto al anterior) frente al 17,8 en el trimestre anterior y ha recuperado ya el 52 por ciento de lo perdido en cinco trimestres de recesión (del primero de 2020 al primero de 2021).

   Ante estos datos, la Junta de Castilla y León mantiene el objetivo de crecimiento marcado para este año, que se sitúa en el 5,6 por ciento, según ha explicado el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, quien ha presentado los datos de contabilidad regional correspondientes al tercer trimestre de este año junto a la directora general de Presupuestos y Estadística, María Isabel Campos.

   Fernández Carriedo ha recordado que el pasado trimestre se creció casi un 18 por ciento con respecto al año anterior, lo que hay que poner en el contexto del confinamiento y el parón de la actividad, por lo que era previsible, y supuso recuperar el 44 por ciento de lo perdido en cinco trimestres de caídas, pero en el tercer trimestre también se ha crecido y esta recuperación asciende al 52 por ciento. La variación intertrimestral se situó en 1,4 por ciento en este periodo, dos décimas más que el precedente.

   Así, el consejero ha incidido en el crecimiento "sostenido" que se viene produciendo y, aunque "está por ver" lo que ocurrirá en el último trimestre del año, por el avance en términos interanuales de media se prevé cumplir el 5,6 por ciento de objetivo de crecimiento para el conjunto del año. Fernández Carriedo ha añadido que esto sitúa a Castilla y León en un horizonte de poder recuperar en 2022 niveles de PIB anteriores a la pandemia, a 2019, aunque el dato "negativo" sea que esto no ocurrirá en 2021.

   Desde la perspectiva de la oferta, durante el tercer trimestre de 2021, en términos interanuales, se observaron menores crecimientos del valor añadido bruto (VAB) de la industria, construcción y servicios y una mayor contracción en el del sector primario.

   El VAB del sector primario de Castilla y León anotó en el tercer trimestre de 2021 un descenso interanual del 4,5 por ciento (-4,2 en el periodo anterior), donde decreció la producción agrícola y aumentó en menor medida la ganadera, algo que el consejero ha atribuido a la extraordinaria cosecha del año pasado, que ha sido peor este año, así como por algunas de las dificultades que pasa el sector.

   Los últimos datos disponibles de producción de cultivos de la campaña 2020/2021 reflejan una caída de la producción agrícola en contraste con los incrementos de la campaña anterior y en el sector ganadero se produjo un aumento de la producción inferior al observado en el trimestre precedente.

   Por su parte, la industria creció un 0,1 por ciento en el tercer trimestre del año, menos que en el periodo anterior (28,7), con un resultado del descenso del VAB de las ramas manufactureras, algo que Fernández Carriedo ha atribuido a un "primer impacto" por la rotura de stocks.

   Por otro lado, las ramas energéticas crecieron un 7,4 por ciento interanual (7,1 en el trimestre anterior), donde se produjo un mayor aumento del suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado y un decrecimiento de las ramas extractivas.

   Por su parte, las ramas manufactureras disminuyeron un 0,7 por ciento en este trimestre, en contraste con el intenso crecimiento del periodo precedente (31,1).

   El sector de la construcción anotó una variación interanual del 2,2 por ciento en el tercer trimestre de 2021 (10,7 en el anterior) y se observan menores ritmos de crecimiento en la edificación no residencial y en la ingeniería civil.

   Por último, el VAB del conjunto del sector servicios registró en este tercer trimestre del año un crecimiento interanual del 4,6 por ciento (16,8 en el anterior), con menores crecimientos en el componente de mercado y de no mercado. Los servicios de mercado se incrementaron un 5,9 por ciento, en menor medida que en el periodo precedente (22,1), mientras que el VAB de los servicios no de mercado registró un crecimiento del 0,9 por ciento (3,7 en el segundo trimestre).

    Desde el punto de vista de la demanda, en el tercer trimestre de 2021 se registró una contribución positiva de la demanda interna al crecimiento del PIB, que pasó de 17,4 a 1,8 puntos porcentuales en este trimestre.

   La contribución del sector exterior pasó de 0,4 a 1,2 puntos en un periodo en el que las exportaciones y las importaciones totales aumentaron en menor medida que en el trimestre anterior.

   El gasto en consumo final creció un 2 por ciento en este tercer trimestre, menos que en el trimestre anterior (14%), resultado del menor crecimiento del gasto en consumo final de los hogares (1,2 frente al 18,7 del anterior periodo), compensado en parte por el mayor incremento del gasto de las Administraciones Públicas (3,9 por ciento, un 3,3 en el segundo trimestre).

   En cuanto a la formación bruta de capital (inversión), registró una variación del 0,1 por ciento en este trimestre (25,1 en el anterior) debido al descenso de la inversión en bienes de equipo y a la desaceleración del componente de construcción.

   La inversión en bienes de equipo decreció un 7,9 por ciento interanual (aumentó un 42,2 por ciento en el periodo precedente), mientras que la inversión en construcción registró en este periodo un incremento del 5,3 (9,8 en el segundo trimestre).

   El sector exterior presentó una contribución positiva de 1,2 puntos porcentuales al crecimiento del PIB en el tercer trimestre del año (0,4 por ciento en el periodo anterior), con un aumento interanual del 11,7 de las exportaciones totales (21,9 en el trimestre anterior) y del 9,5 por ciento de las importaciones totales (19,3 en el segundo trimestre).

   En cuanto al empleo, medido en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, definidos como el número de horas trabajadas entre la jornada media realizada en puestos de trabajo a tiempo completo, refleja una variación interanual del 4,7 por ciento en este tercer trimestre (11,5 por ciento en el anterior), en el que se observaron menores crecimientos en el empleo del sector primario, industria y servicios y un descenso en el sector de la construcción.