Actualizado 07/09/2022 13:32

PP y Vox acuerdan pedir la derogación de las medidas de ahorro y extender la vida útil de las nucleares

   Los 'populares' no apoyan estudiar nuevas plantas de energía nuclear ni el Plan de Soberanía Energética que defiende el partido de derechas

   VALLADOLID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla y León ha apoyado en parte una Proposición No de Ley de sus socios de gobierno de Vox con acuerdos como fomentar la inversión y actualización del parque de generación nuclear y promover la extensión de la vida útil de las centrales nucleares --aunque no estudiar la apertura de nuevas plantas-- o, entre otras cuestiones, derogar el decreto ley de medidas de sostenibilidad económica y de ahorro energético aprobadas por el Gobierno de España en agosto.

   La Proposición, que también proponía exigir al Gobierno de la nación la creación un Plan de Soberanía Energética, algo que no ha salido adelante, la derogación de todas las leyes climáticas "que han hipotecado la producción energética", y paralizar los desmantelamientos de centrales térmicas, se ha debatido este miércoles en el Pleno de las Cortes autonómicas.

   El Grupo Popular, como ha explicado su procurador Emilio José Berzosa, ha apoyado en parte las propuesta de sus socios de gobierno y, por ejemplo, ha rechazado la exigencia al Gobierno de un Plan de Soberanía Energética en sintonía con grupos como el Socialista, UPL-Soria ¡Ya! o con los procuradores de Unidas Podemos, Pablo Fernández, y Por Ávila, Pedro Pascual. Por su parte, el representante de Ciudadanos, Francisco Igea, ha votado a favor de estos puntos por error.

   Por el contrario, los 'populares' se ha mostrado de acuerdo con la reclamación al Ejecutivo de Pedro Sánchez de las medidas de ahorro energético, que como ha apuntado la procuradora de Vox Susana Suárez incluyen aspectos que crean un "aislamiento energético" y que implicarán "racionar" la calefacción en invierno, "además de la tontería de la corbata" --en referencia al gesto del presidente del Gobierno de dejar de llevar este accesorio textil en las comparecencias públicas en verano--.

   "Una vez más serán los españoles los que tengan que pagar sus medidas", ha reprochado Suárez, mientras que Berzosa ha reclamado al Ejecutivo socialista que retire dicho Decreto Ley del 1 de agosto y que las medidas sean "solo obligatorias para el sector público" pero no para particulares, a quienes considera que es mejor recomendarles medidas y aportar estímulos y apoyos para que las apliquen.

  Ante ello, la procuradora socialista Rosa Rubio y el de Unidas Podemos y del Grupo Mixto, Pablo Fernández, han coincidido en advertir de que con esa petición de derogación el PP "vuelve a dar la espalda a los más desfavorecidos y las clases trabajadoras", pues entre las medidas del Gobierno hay 9.000 castellanos y leoneses beneficiados por los bonos de gratuidad del transporte en Renfe o 48.000 estudiantes que pueden obtener un complemento a sus becas.

   A este respecto, Pablo Fernández ha reprochado el "fanatismo" de Vox porque "desdeña a los más vulnerables" y ha recalcado que le resulta "atroz" tener que "sufrir un gobierno con terraplanistas, negacionistas del cambio climático o con consejeros ataviados con gorras de Donald Trump en la cabeza".

ENMIENDAS DEL PP

   Vox ha aceptado varias enmiendas del PP que han matizado sus propuestas, como en lugar de promover la derogación de "todas las leyes climáticas" impulsar solo la de dos artículos de la ley del pasado 20 de mayo y "cuanta legislación impida la exploración, investigación y explotación de hidrocarburos y el aprovechamiento de minerales", ya que ello entienden que fortalecería la soberanía de España.

   En cuanto a la propuesta de Vox de extender la vida útil de las nucleares y estudiar la apertura de nuevas plantas, el PP ha enmendado el texto para retirar el segundo aspecto. El procurador 'popular' ha recordado que países como "Alemania y Francia apuestan" por esta modalidad energética que, como ha apuntado Susana Suárez en la Unión Europea se considera "verde" y podría aportar posibilidades de empleo en zonas como Salamanca, donde existen yacimientos de uranio y una fábrica de combustible nuclear.

   El resto de grupos políticos o bien han mostrado su oposición a recuperar la apuesta por la energía nuclear o se han abstenido --salvo un procurador del PSOE que ha votado a favor aparentemente por error. Eso sí, Igea en su intervención en el debate se ha mostrado de acuerdo con extender la vida útil de estas centrales, si bien su voto ha sido de abstención en este y otros cuatro puntos de la propuesta.

   En este sentido, la procuradora socialista Rosa Rubio le ha preguntado a Vox "dónde pretende abrir una central o cementerio nuclear, en Soria para paliar la despoblación o en la Sierra de la Culebra para repoblar las miles de hectáreas que han ardido".

   Otro acuerdo enmendado que ha salido adelante con los 44 votos de PP y Vox ha sido poner en marcha todos los mecanismos para paralizar los desmantelamientos de las centrales térmicas en las que sea técnicamente posible la reconexión con la red nacional.

   La procuradora socialista Rosa Rubio ha aseverado que en Castilla y León "no quedan centrales térmicas", mientras que el procurador leonesista del Grupo UPL-Soria ¡Ya! José Ramón García, que procede como ha recordado de una provincia como León y una comarca como El Bierzo que ha padecido la política del cierre de las centrales térmicas ha considerado que ese proceso es irreversible y que "volver al pasado ya no es la solución"

   García, en cambio, ha abogado por evitar la "doble moral" de PP y Vox sobre el cambio climático y por una apuesta por una soberanía energética basada en la ciencia y no en "sectarismos e ideologismos" que apoye la reducción de emisiones en base a energías verdes. De ese modo, ha apuntado como retos aprovechar mejor las renovables, una modalidad en la que Castilla y León y España son una "potencia", encontrar medios de almacenaje de esta producción energética y hacer rentable el hidrógeno verde.

Contador