Posibilidad de más controles para conductores escolares

Foto de familia tras la firma del protocolo
EUROPA PRESS
Actualizado 29/12/2017 14:57:54 CET

   Un grupo de trabajo negociará la posibilidad de realizar controles de carácter obligatorio para estos profesionales

   VALLADOLID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Junta de Castilla y León promoverá la inclusión en los convenios colectivos de los profesionales del transporte de medidas como la realización de controles de alcohol y drogas en las revisiones médicas voluntarias.

   Se trata de una de las medidas contempladas en el acuerdo firmado este viernes entre las consejerías de Educación y de Fomento y Medio Ambiente con representantes de las patronales del sector, sindicatos y asociaciones de padres y estudiantes como respuesta a la reciente detección de dos positivos por consumo de drogas en una campaña de vigilancia de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre estos conductores.

   Así, los acuerdos alcanzados se basan en la promoción de la cultura de la salud a través de la formación, para lo que se pondrán en marcha programas de formación y campañas específicas, la aprobación de un acuerdo marco autonómico para cuestiones tales como la jornada laboral o la incorporación a los convenios colectivos sectoriales de la previsión de medidas específicas que, con las debidas garantías, permitan la realización de estos controles en las revisiones médicas voluntarias.

   Aunque el objeto del acuerdo es la seguridad en el transporte escolar, al contemplarse en los convenios colectivos estas medidas afectarán a todos los conductores del sector del transporte.

   Por otro lado, se constituirá un grupo de trabajo con el objeto de redactar un protocolo de formación, prevención y detección que sirva como buena práctica en el sector y que estudie la posibilidad de realizar controles aleatorios de alcohol y drogas de carácter obligatorio para quienes vayan a realizar un servicio de transporte.

   En declaraciones recogidas por Europa Press, el consejero de Educación, Fernando Rey, ha comprometido la "máxima atención" de la Administración hacia esta "nueva preocupación" surgida entre la comunidad educativa, pero ha recordado la "seguridad" que goza el transporte escolar en Castilla y León, como la presencia del acompañante en todos los transportes con alumnos de Infantil y Primaria, con un total de 849 este curso, o el fomento del uso del cinturón de seguridad en autobuses hasta el punto de que aquellas empresas con vehículos sin este dispositivo tengan "pocas o nulas posibilidades de resultar adjudicatarios en las licitaciones públicas", a pesar de que la normativa estatal no lo exige en todos los supuestos.

1.909 RUTAS

   En el presente curso existen 1.909 rutas de transporte escolar --795 de las cuales son combinadas-- en las que viajan diariamente 35.203 alumnos con un coste de 47,2 millones de euros.

   Por su parte, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha defendido que viajar en autobús es "16 veces más seguro que el coche" y equiparable con el tren o el avión, con "desplazamientos ingentes sin ningún incidente", por lo que ha calificado de "anecdóticos" los dos positivos registrados en conductores, si bien ha advertido que cuando se trata del transporte de menores "la tolerancia debe ser cero".

   La representante de la Federación Autónoma de Asociaciones de Estudiantes (Fadae), Paula Antón, ha abogado por dotar al transporte escolar de la "máxima seguridad posible" y se ha comprometido a "fomentar espacios de debate" para ello.

   Por parte de la Confederación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Centros Públicos de Castilla y León (Confapacal), Marina Álvarez ha evidenciado su satisfacción por este acuerdo a fin de "no permitir un sólo caso" de conducta que pueda poner en peligro la seguridad de los menores.

   En representación de la Confederación de Federaciones de Ampas Rurales (Confarcale), Antonio Gómez ha pedido "no bajar la guardia", al tiempo que ha recordado las "peculiaridades" de la Comunidad por la dispersión de su población y su accidentada orografía que determina la configuración de las carreteras.

   En cuanto a los sindicatos, Pedro Aller, de UGT, y Juan Carlos Cáceres, de CCOO, han llamado a evitar el "alarmismo" dada la "seguridad" del transporte escolar y ha apostado por llegar "más lejos" en las medidas y extenderlas a las condiciones de los trabajadores, a fin de evitar, por ejemplo, que los profesionales "sufran fatiga al volante".

   El presidente de la Asociación de Empresas de Transporte Discrecional de Viajeros de Castilla y León (Asetradis), Carlos Grandoso, ha coincidido en la importancia de "incidir en la seguridad del transporte escolar", mientras que el de la Federación Empresarial Castellanoleonesa de Transporte de Autocar (Fecalbus), Gerardo José Salgado, ha pedido disculpas por estos casos aislados al tiempo que ha significado el "esfuerzo" que realizan tanto los empresarios como los trabajadores de estas compañías.