Publicado 21/01/2021 15:04CET

Puente considera que la Junta tiene herramientas para prohibir las actividades culturales en lugar de pedir colaboración

Compara a Igea con "Bravehart" por su llamamiento a la "rebelión cívica"

VALLADOLID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha explicado este jueves que el Ayuntamiento tiene que "analizar primero" el alcance de la petición de la Junta de Castilla y León a los ayuntamientos para que cierren al público las instalaciones culturales al tiempo que ha considerado que la Administración regional tiene herramientas para prohibir estas actividades si así lo estima oportuno.

En declaraciones a la Cadena COPE, recogidas por Europa Press, el regidor socialista se ha pronunciado sobre el "ruego" por parte del vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, para que las administraciones locales y estatal suspendan las actividades culturales en formato presencial.

"Lo sorprendente es que después de casi un año de pandemia la Junta se dirija a los ayuntamientos a través de los medios de comunicación", ha censurado Puente en esas declaraciones, en las que ha apuntado que en primer lugar tendrán que analizar la petición y ver "cuál es su alcance".

Eso sí, Puente ha reflexionado que en este momento, "todos, las administraciones también" necesitan instrucciones "claras" y por ello ha recalcado que la Junta de Castilla y León "tiene herramientas para prohibir las actividades que considera que no deben tener lugar" en lugar de limitarse a "recomendaciones o invitaciones a colaborar".

El regidor socialista ha añadido que no entiende por qué la Junta "no decide", además si tiene en cuenta que ha adoptado últimamente decisiones "bastante contundentes y algunas de ellas con dudoso amparo legal".

A este respecto, a través de la Red Social Twitter, el regidor vallisoletano también ha reaccionado a otras declaraciones de Francisco Igea en las que llamaba a la ciudadanía de Castilla y León a una "rebelión cívica" para cumplir el toque de queda a partir de las 20.00 horas pese a que el Gobierno de España no ha accedido a darle un respaldo legal. Puente ha comparado irónicamente al vicepresidente con el personaje cinematográfico Bravehart, inspirado a su vez en el rebelde escocés William Wallace.

En definitiva, Óscar Puente ha aseverado que siente "desconcierto" ante estas actuaciones de la Junta, las cuales "no entiende" y considera "caóticas" pues "cada día es una cosa y no es fácil de entender". Así, ha apuntado que la Administración regional tampoco espera a ver si las medidas ya adoptadas tienen algún efecto.

En cualquier caso, el regidor vallisoletano ha matizado que el equipo de Gobierno que dirige sabe que "la situación es difícil" y que "lo más recomendable es limitar los contactos", por eso ha tomado decisiones como realizar los plenos, reuniones y comisiones municipales durante un mes de manera telemática.

Para leer más