Puente recalca que el Concurso Mundial de Tapas ha convertido a Valladolid en "referencia" en este sector

Presentación del Concurso Mundial de Tapas de Valladolid. 7-11-2018
EUROPA PRESS
Publicado 07/11/2018 14:44:32CET

VALLADOLID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha recalcado este miércoles que el Concurso Mundial de Tapas, que se celebra en la Cúpula del Milenio, ha convertido a la ciudad en "referencia" en este sector, ya que restaurantes "de todo el Mundo" están interesados en venir a la ciudad para intentarse llevar el título.

Así lo ha expresado el regidor vallisoletano antes de participar en la apertura de este certamen, que se desarrolla este miércoles en la Cúpula del Milenio, que ha acogido el lunes y el martes el concurso Nacional.

En este acto de apertura, con la presencia también del director técnico de estos eventos, Luis Cepeda, y la presidenta de los jurados, la chef Susi Díaz, se ha ausentado la presidenta de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería, María José Hernández. A la entrada de la Cúpula del Milenio se encontraba un grupo de un centenar de personas, convocadas por los sindicatos, para protestar por la negativa de esta Asociación a facilitar la firma del convenio del sector.

Óscar Puente, ha insistido en que los concursos tanto nacional, que suma 16 ediciones, como mundial, han posicionado a Valladolid como una "referencia" en el ámbito de las tapas y ha recordado que cocineros de países "de todo el globo" llegan a la ciudad para tratar de llevarse el premio al mejor pincho del Mundo.

"Para ellos es un escaparate importante y a restaurantes de todo el Mundo les interesa venir hasta aquí", ha añadido el alcalde de Valladolid, que ha recordado que en esta edición participan 16 cocineros "de Nueva Zelanda a Argentina".

De hecho, el alcalde ha recalcado que en esta segunda edición se "sientan las bases para lo que algún día será un concurso muy muy grande".

Por su parte, la presidenta del jurado ha felicitado al Ayuntamiento de Valladolid por la iniciativa de desarrollar estos certámenes, pues ayuda a que la ciudad destaque como "un punto de turismo importante" en un sector, como la gastronomía, hace que "la gente se mueva sólo por comer y conocer cocina".

Susi Díaz ha reflexionado que en su opinión Valladolid "nunca ha destacado como un sitio exageradamente turístico" y por eso el interés en el pincho y la tapa va a hacer que la gente "venga sólo para pasear por las calles e ir a los establecimientos".

La chef ilicitana ha incidido en el "boom mediático" que vive la gastronomía en los últimos años y ha recalcado que "lo más importante" es que ahora "a los niños les gusta entrar a la cocina, ayudar a sus mamás, quieren hacer cosas con sus padres".

De esta manera, ha subrayado Díaz, se puede lograr que las familias "se olviden del menú fijo de pescado a la andaluza y carne a la plancha", algo que considera importante porque cree necesario que los más pequeños tomen verduras y frutas y "abran el campo gastronómico a la riqueza que hay en este país".

LOS GANADORES LO SERÁN "POR MUY POQUITO"

La presidenta del jurado gastronómico ha destacado el nivel de los pinchos que se han presentado a ambos concurso y ha explicado que en el Nacional, que ya concluyó su fase competitiva este martes, será "muy difícil" decidir quien será el ganador, pues "dos o tres" pinchos de cada tanda podrían ser campeones, de modo que ha avanzado que "el que gane, va a ganar por muy poquito".

Díaz ha recalcado cómo "en algo tan pequeño" como un pincho, que da para uno o dos bocados se puede llegar a ver "creatividad, innovación, puesta en escena", al tiempo que ha destacado que en cada creación se observa "cómo han mimado cada detalle a la hora de que llegue la tapa" a presentarse al jurado. "Es increíble la ilusión que puede haber detrás de uno o dos bocados", ha enfatizado.

Contador