Salen a la luz en Valladolid los restos de la única mezquita mudéjar hallada en España

Actualizado 24/06/2019 13:52:39 CET
442719.1.644.368.20190624134718
Vídeo de la noticia

   Se estudia "poner en valor" este "excepcional hallazgo" que constata la presencia de una comunidad musulmana en la ciudad en el siglo XV

   VALLADOLID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Los restos arqueológicos de la única mezquita mudéjar hallada en España, construída por la comunidad musulmana que habitaba Valladolid en el siglo XV, y parte de la segunda muralla de la ciudad han salido a la luz en el subsuelo de un edificio de la calle Claudio Moyano de la capital, ante lo que la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural explora la "posibilidad" de "poner en valor" este "excepcional hallazgo" con su inclusión entre los "puntos visitables" de la ciudad.

   Así lo han destacado el director general de Patrimonio Cultural de la Consejería de Cultura y Turismo, Enrique Saiz; el responsable de la empresa propietaria del inmueble, Miguel Maldonado, y los arqueólogos Olatz Villanueva y Ángel Palomino, quienes han visitado el yacimiento situado en el número cinco de la calle Claudio Moyano.

   Después de tres meses de intervención un equipo ha finalizado la documentación arqueológica de los "interesantes vestigios" conservados bajo el suelo de este inmueble, unos restos de "importancia" que han constatado "físicamente" la existencia de una comunidad musulmana en Valladolid hasta finales del siglo XV, según ha explicado Saiz en declaraciones recogidas por Europa Press.

   "Valladolid tuvo una comunidad musulmana importante, de más de medio millar de personas, que en el siglo XV se vio obligada a recluirse en barrios propios, mientras uno de los primeros edificios que levantaron fue este", ha explicado Olatz Villanueva, para incidir en que este colectivo representaba alrededor del tres y cuatro por ciento de la población vallisoletana de aquella época.

   Así, el espacio alberga parte de lo que fue la sala de oración y el patio del complejo religioso, construido en 1414, que durante su existencia se completó con una casa de celebraciones y la casa del alfaquí --experto de la ley musulmana--, entre otras habitaciones. Esta mezquita fue finalmente derribada en el verano de 1506 como consecuencia del bautismo obligatorio de la comunidad y su posterior expulsión de la ciudad.

   Estos restos del antiguo templo han visto la luz en "buen estado" de conservación junto a otros elementos "relevantes" como la segunda muralla medieval (del siglo XIII-XIV) y restos de los talleres y los hornos de los alfareros que habitaban en el barrio durante la Edad Moderna (del siglo XVI a XVIII), cuya memoria pervive en la denominación de las calles de Olleros y Alcalleres.

Contador