La Sociedad de Radiología trabaja en una segunda guía que evite pruebas innecesarias, que suponen el 40% del total

Publicado 05/04/2019 13:38:30CET
La Sociedad de Radiología trabaja en una segunda guía que evite pruebas innecesa
EUROPA PRESS)

La SERAM busca incorporar a la práctica diaria la inteligencia artificial, que "revolucionará" en 5 años la medicina

VALLADOLID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM) trabaja ya en la segunda edición de una guía para evitar la realización de pruebas de imagen que son innecesarias, las cuales pueden suponer un 40 por ciento del total.

Así lo ha explicado el presidente de la SERAM, Pablo Valdés Solís, en el marco de la segundas jornadas que organiza en Valladolid esta Sociedad junto a la americana ARRS (American Roentgen Ray Society), que ha inaugurado el consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado.

Precisamente el consejero ha destacado el hecho de que fuera la SERAM la primera sociedad científica que elaborara un documento "muy importante" como la primera guía del "no hacer", un camino que después han seguido otras organizaciones y que supone que lo que no aporta valor para el paciente no debe hacerse ni en el ámbito diagnóstico ni en el del tratamiento.

Sáez Aguado ha apuntado que a veces estas pruebas se realizan por "rutina o tradición" y en ocasiones no aportan nada, algo que se ha tenido en cuenta en Castilla y León, donde el 60 por ciento de los centros de salud ya han avanzado en esta línea de trabajo y 190 servicios hospitalarios trabajan para seguir estas recomendaciones.

Además, ha señalado que este tipo de pruebas en el caso de la radiología pueden tener efectos secundarios como los relacionados con la radiación.

A este respecto, el presidente de la SERAM ha señalado que hay advertencias en Estados Unidos sobre el incremento global de la radiación a la población precisamente por la realización de este tipo de pruebas, aunque allí la sanidad sea diferente y tenga un componente más privado.

Por ello, ha explicado que muchas de las pruebas no son necesarias, aunque es "muy difícil" a veces evitar su realización, en ocasiones por la "presión" que ejercen los pacientes, que a lo mejor con una lumbalgia piden hacer una prueba.

Sin embargo, ha advertido de que suponen muchas de las pruebas de imagen que se realizan y "tristemente" son el 40 por ciento del total, por lo que ya trabajan en la segunda edición de esa guía de recomendaciones para evitar que se hagan.

AVANCE TECNOLÓGICO

Valdés Solís además ha señalado que el hecho de que la radiología sea una de las especialidades con más innovación y avances también permite reducir las pruebas, dadas las mejoras que se incorporan, que incluyen además un menor impacto de los pacientes.

Pero para el uso de estas tecnologías ha advertido de que hace falta más formación, además de "bastantes más" radiólogos, ya que no sólo se dedican a informar sobre la imagen recogida en las pruebas, sino que también tienen otras funciones como controlar su calidad, estar con el paciente, etcétera, lo que necesita "buenos profesionales".

El presidente de la SERAM además ha insistido en la mejora e innovación que se produce en esta especialidad, en la que ahora una de las cuestiones de mayor impacto es el procesamiento de la información.

Valdés Solís, quien ha expresado sus quejas por ser unos especialistas "olvidados", ha apuntado a la importancia de la inteligencia artificial (IA), que considera que "revolucionará totalmente" la medicina en sólo cinco años.

El presidente de la SERAM ha aclarado que la IA no supondrá la desaparición de médicos o profesionales, sino que serán técnicas que se incorporarán como complemento a su trabajo.

De hecho, ha destacado la importancia de la formación en este campo y para ello, en colaboración con la Universidad de Valladolid, este jueves ya se ha llevado a cabo un curso sobre la IA en radiología y, por otro lado, se están "sentando las bases" para crear grupos de trabajo para la incorporación de las herramientas de la inteligencia artificial en la "práctica diaria".

El presidente de la Sociedad de Radiología ha insistido en la necesidad de más radiólogos, aunque no se puede cuantificar el número al no existir un registro "fiable" (cuentan con 6.100 asociados).

"Faltan bastantes", ha señalado Valdés Solís, quien ha apuntado que también es necesaria más formación en estas nuevas técnicas y además hay mucha lista de espera para la realización de pruebas.