Las subvenciones a partidos políticos en CyL se redujeron un 36% desde 2007

Actualizado 16/01/2020 13:18:36 CET
El presidente del Consejo de Cuentas, Mario Amilivia (izquierda), charla con el presidente de la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes, Vidal Galicia Jaramillo (derecha).
El presidente del Consejo de Cuentas, Mario Amilivia (izquierda), charla con el presidente de la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes, Vidal Galicia Jaramillo (derecha). - EUROPA PRESS

   El Consejo de Cuentas recomienda actualizar la normativa, especialmente en lo relativo a nuevas formas de financiación como microcréditos

   VALLADOLID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Las subvenciones que recibieron las formaciones políticas que concurrieron a las elecciones autonómicas del pasado 26 de mayo en Castilla y León se redujeron un 8,1 por ciento respecto a los anteriores comicios de 2015 y un 36,1 desde 2007.

   Así se desprende del examen de la contabilidad electoral de las elecciones a las Cortes de Castilla y León de 2019 que ha presentado este jueves el presidente del Consejo de Cuentas, Mario Amilivia, ante la Comisión de Economía y Hacienda del Parlamento regional.

   En concreto, las subvenciones percibidas por las ocho formaciones que obtuvieron escaño en las elecciones de mayo alcanzó un total de 1.397.524 euros, frente a los 2.187.636,94 que recibieron las tres con representación parlamentaria en 2007, los 2.089.224,48 que se llevaron las cuatro presentes en las Cortes en 2011 o los 1.520.157,53 que obtuvieron las seis con algún procurador en 2015.

   En el informe, que ya fue hecho público el pasado 2 de diciembre, el Consejo considera que "no procede" la formulación de propuesta de no adjudicación o reducción de las subvenciones electorales a estas formaciones salvo para Por Ávila (XAV), a la que se le disminuye su ayuda en 43,93 euros por no haber justificado "de manera suficiente" la procedencia de fondos de la campaña electoral por importe de 439,27 euros.

   En cuanto a las recomendaciones del Consejo De Cuentas, se somete a las consideración de las Cortes la conveniencia de que la normativa electoral de Castilla y León se actualice para regular nuevas fórmulas de financiación como los microcréditos, las cuales no existían en 1987, cuando se aprobó la actual legislación, aunque esto ya se sugería en 2015, como ha recordado la procuradora socialista Laura Pelegrina.

   También se propone un mayor detalle en la definición de los gastos electorales, así como de la documentación contable electoral o de los efectos derivados del incumplimiento de algunas obligaciones contempladas en la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg), sugerencia que ha sido asumida por los grupos presentes en la Comisión.

PARTIDOS "AUSTEROS"

   El representante del PP, Salvador Cruz, ha subrayado el carácter "austero" de las formaciones políticas de Castilla y León, aunque ha destacado que sólo el PSOE "ha usado el 60 por ciento de los recursos totales" y "ha triplicado el gasto" del siguiente mayor, el Popular, aunque ha reconocido que se trata de algo "legítimo" y ha abogado por que "no se limite en la ley lo que ya están haciendo los partidos", como es la minoración de estos desembolsos, tras lo que ha reclamado que, en caso de hacerse, sea necesario el consenso de los grupos.

   Por parte de Ciudadanos, Juan Pablo Izquierdo ha alabado que no se hayan señalado en el informe "incumplimientos de importancia relativa" por parte de ninguna formación, mientras que el procurador de la Unión del Pueblo Leonés y representante del Grupo Mixto, Luis Mariano Santos, ha enfatizado que "probablemente" sea el examen en el que los partidos salen "más airosos" de los últimos años, por lo que ha expresado su reconocimiento a todos ellos, más allá de "pequeñas incidencias".

   De acuerdo con el documento expuesto este jueves, la coalición Izquierda Unida-Anticapitalistas CyL-Partido Castellano/Tierra Comunera (PCAS/TC)-Alter ha devuelto mediante la oportuna transferencia el adelanto que había recibido de conformidad con la Ley Electoral de Castilla y León al no obtener representación parlamentaria, a pesar de lo cual está obligada a presentar la contabilidad electoral, cosa que ha cumplido, como ha reconocido Amilivia en su intervención.

   Los gastos regulares justificados por las formaciones políticas ascendieron a 1.553.796,14 euros, de los que 1.047.032,05 corresponden al concepto de gastos ordinarios y 506.764,09 euros son gastos por envíos directos de propaganda y publicidad electoral.

   La mayor parte de los gastos regulares justificados corresponden al PSOE, con 813.460 euros (433.729,47 como ordinarios y 379.731,24 por envíos), seguido del PP, con 277.256 euros (193.218,60 ordinarios y 84.038,34 por envíos), y de Ciudadanos, con 237.129 euros, todos ellos como gasto ordinario.

   En el caso de Vox, ha justificado gastos ordinarios por 13.098 euros, Podemos-Equo ha justificado 61.617 euros en gastos ordinarios y UPL lo ha hecho por 63.270 euros, la mayor parte en este caso por envíos directos (36.124,07 euros, frente a 27.146,35 euros en gastos ordinarios). Finalmente, XAV ha justificado gastos regulares por 2.368 euros y la coalición de IU lo que hecho por 85.594 euros, 78.724,24 euros como gasto ordinario y 6.870,44 por envíos.

   El presidente del Consejo ha recalcado que ninguna formación política ha superado los límites de gastos previstos para las elecciones a las Cortes de Castilla y León en el ordenamiento jurídico electoral.

Contador