UGT reclama la creación en CyL de una unidad de referencia sobre el amianto como las que ya funcionan en otras CC.AA.

Laura Mínguez (I) Y Fernando Fernández (D)
EUROPA PRESS
Actualizado 10/06/2011 15:12:10 CET

VALLADOLID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario regional de Salud Laboral de UGT, Fernando Fernández, ha pedido este viernes la puesta en marcha en Castilla y León de una unidad de referencia para el seguimiento y tratamiento de los trabajadores que han estado expuestos al amianto y que ya funciona en otras comunidades autónomas como Murcia, Navarra o Valencia.

Así lo ha puesto de manifiesto Fernández durante la presentación de la jornada 'El amianto, problema social' organizada por el sindicato y que se celebrará el próximo 15 de junio en la capital vallisoletana y a la que asistirán unos 125 delegados sindicales.

Al respecto, Fernando Fernández ha recordado que UGT lleva años pidiendo unidades de referencia que se dediquen a hacer un seguimiento tanto de trabajadores en activo que han podido estar expuestos al amianto como aquellos que ya se han jubilado "y que no saben que pueden contraer una enfermedad" por estar en contacto con este elemento.

Asimismo, Fernández ha indicado que la puesta en marcha de estas unidades "no cuestan tanto" ya que necesitarían contar con un neurólogo, una enfermera y un auxiliar administrativo que se encargue de localizar a los entre 1.000 y 1.200 trabajadores de la Comunidad que pueden haber estado expuestos al amianto.

En este sentido, el responsable sindical ha cifrado en unas 120 las compañías de la Comunidad adscritas al Registro de Empresas con Riesgo por exposición al Amianto, un producto que en España se prohibió en 2002 por lo que el 'desamiantado' sólo lo pueden realizar empresas certificadas por las comunidades autónomas.

Según los datos aportados por Fernando Fernández se estima que en España existen unos 62.000 trabajadores que han podido estar expuestos al amianto al tiempo que ha explicado que las enfermedades que puede producir este elemento, como el cáncer de pulmón, "tienen una latencia de entre 20 y 30 años" es decir, pueden aparecer entre 20 y 30 años después de la primera exposición.

Por ello, Fernández ha insistido en la necesidad de impulsar unidades de referencia que permitan hacer un seguimiento y un diagnóstico precoz a los trabajadores.