Actualizado 23/08/2018 12:05 CET

UGT ve una "puerta abierta" a una solución a las oposiciones de personal de servicios

Carmen Ámez, en el centro, durante la rueda de prensa
EUROPA PRESS

El Procurador del Común reclama a la Junta un informe sobre el encaje de las preguntas con el programa de la oposición

   VALLADOLID, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

   UGT ve una "puerta abierta" a encontrar una solución a las oposiciones de personal de servicios, que se realizaron en junio y que motivaron numerosas quejas y reclamaciones, en una resolución del Procurador del Común en la que pide a la Junta de Castilla y León "con carácter urgente" elabore un informe motivado acerca del "encaje" de las preguntas que se realizaron en el examen de la oposición con el programa de la misma.

   Así lo ha expresado la secretaria regional de la Federación de Empleados de Servicios Públicos (FeSP), Carmen Ámez, quien con este pronunciamiento ve una "puerta abierta" a una solución "difícil jurídicamente" ante el problema que suscitó esta prueba a la que se presentaron 18.800 aspirantes para un total de 384 plazas, a cuyo examen --realizado el 3 de junio-- se han presentado 131 reclamaciones y que quedó paralizada el 25 de julio por parte de la Consejería de la Presidencia.

   Ámez ha recordado que se produjo "frustración" entre los aspirantes a esta prueba, sobre la que han mantenido varias reuniones con la Junta y esperan tener otra antes del 15 de septiembre, dados algunos problemas surgidos como la dificultad del examen para un personal al que sólo se le requiere certificado de escolaridad, el escaso tiempo para contestar a todas las preguntas y otras circunstancias que motivaron numerosas quejas.

   el Procurador del Común emite una resolución en la que uno de los aspectos más importantes para UGT es la petición, "con carácter de urgencia" y previa a que se resuelvan las reclamaciones y los recursos de alzada, de un informe por parte del tribunal calificador o los servicios jurídicos de la Junta en los que haga una motivación acerca del "encaje" de las preguntas realizadas en el examen en relación con el programa de la oposición.

   Ámez ha insistido en que ve una "puerta abierta" a una solución con una resolución que se cita jurisprudencia de diferentes tribunales y que supone una satisfacción ante una prueba sobre la que hay que "tomar una decisión que considera que pasaría o por anular la prueba o la convocatoria, pero cree que hay que ver la respuesta que sea mejor y menos "daño" haga a los aspirantes. Para todo ello estarán pendientes de cómo se resuelve esta resolución, qué respuesta da la Junta al Procurador y de la reunión comprometida antes del 15 de septiembre.