El vicepostulador del Opus imparte en Valladolid una conferencia sobre la primera mujer laica que será beatificada

Publicado 04/04/2019 11:37:31CET

VALLADOLID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El vicepostulador del Opus, José Carlos Martín de la Hoz, impartirá este viernes, 5 de abril, en Valladolid una confencia sobre Guadalupe Ortiz de Landázuri, la primera mujer laica del Opus que será beatficada el próximo 18 de mayo en Madrid.

La conferencia-coloquio tendrá lugar a partir de las 19.30 hoas en el Aula Magna de la facultad de Medicina de la capital vallisoletana y correrá a cargo de quien ha llevado la causa de la beatificación de Guadalupe Ortiz de Landázuri, que será la tercera mujer científica en ser beatificada y la primera laica del Opus Dei.

La conferencia que pronunciará Martín de la Hoz lleva por título 'Guadalupe y la química. La fórmula de la felicidad'.

Ortiz de Landázuri nació en Madrid en 1916 y era la pequeña de cuatro hermanos, que se matrículo en la carrrera de Ciencias Químicas en la Universidad Central, y fue en 1944 conoció a San José María Escrivá, que fue el fundador del Opus Dei y su guía espiritual.

Tras unos días de retiro espiritual pidió su ingreso en el Opus y vivió en el celibato apostólico ya que entendió que Dios la llamaba para servir a la Iglesia a través del trabajo. De hecho en 1950 se trasladó junto con otras mujeres del Opus a México para empezar allí la labor apostólica del Opus.

En 1956 fue llamada a Roma para ayudar a José María Escrivá en el gobierno del apostolado de las mujeres pero una grave dolencia del corazón obligó a tener que intervenir a Guadalupe, que regresó a Madrid donde continuó su apostolado con chicas jóvenes. En 1975 fue intervenida de nuevo ya que su dolencia empeoró y durante su convalecencia, el 16 de julio de 1975 falleció.

Se atribuye a Guadalupe Ortiz la curación "milagrosa" de un tumor maligno de piel que en el verano de 2002 padecía Antonio Jesús Sedadno, de 76 años, quien acudió al oftalmólogo, que le recomendó que fuera al Hospital Clínico de Barcelona ante la sospecha de que tenía un tumor.

Se le diagnostico un carcinoma basocelular, que es uno de los tumores malignos más frecuentes, por lo que debería ser intervenido de manera urgente, lo que fue motivo de preocupación para Antonio Jesús Sedano.

Pero en el oratorio de Santa María Bonaigua, donde acudía a misa con frecuencia, Antonio Jesús Sedano encontró una estampa de Guadalupe Ortiz de Landázuri y comenzó a pedirle por su curación, al igual que hicieron sus hijos y amigos, a quienes repartió estampas de Guadalupe.

Días antes de la operación, Antonio Jesús Sedado invocó a Guadalupe convencido de que podría ayudarle y a la mañana siguiente se levantó sereno y al mirarse al espejo vio que el bulto del tumor había desaparecido.

Contador