Actualizado 23/07/2018 13:20 CET

El 17,6% de las catalanas sufrió violencia machista en 2016 y las denuncias aumentaron un 8,4%, según una encuesta

Elsa Artadi y Miquel Buch presentan el EVMC 2016
EUROPA PRESS

El 56% de las agresiones se producen por desconocidos en lugares de ocio y transporte público

BARCELONA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 17,6% de la mujeres catalanas sufrió algún acto de violencia machista en 2016, dato que se mantiene respecto al 2010, y el 26,1% de ellas lo denunció --un 8,4% más--, según la Encuesta de Violencia Machista en Catalunya (EVCM), que ha presentado este lunes la consellera de Presidencia, Elsa Artadi; el de Interior, Miquel Buch, y la directora del Área de Pobreza y Salud de la Fundación Bancaria La Caixa, Montserrat Buisan.

Artadi ha destacado que el estudio, impulsado por la Generalitat, la Fundación Bancaria La Caixa y el Ayuntamiento de Barcelona, refleja el mejor conocimiento; el aumento de la identificación y la sensibilización social hacia la violencia machista gracias a los avances legales y a los instrumentos y recursos creados para abordar esta problemática "estructural".

Los datos muestran que las mujeres toman mayor conciencia de la violencia que han sufrido cuando dejan a su pareja-agresor, mientras que aquellas que siguen en una relación con los hombres que les agreden manifiestan menos conciencia de los hechos que viven, y el estudio también subraya que, a pesar de que un 20,9% considera que ha sido víctima de un delito, sólo un 26,1% denuncia finalmente los hechos.

Entre este 17,6% de mujeres que sufrió violencia machista en 2016, el 2,3% declararon ser víctimas de 'hechos muy graves', y el informe destaca que el 25,3% de las catalanas han sufrido un hecho especialmente grave a lo largo de su vida, mientras que el colectivo más victimizado es el de mujeres entre 16 y 29 años (25,8%), seguido de las que tienen entre 30 y 44 años (15,2%).

DESCONOCIDOS, EXPAREJAS Y PAREJAS

Según la encuesta, un 49,9% de las mujeres ha sufrido violencia machista por parte de hombres que no son su pareja desde los 15 años, --un 11,2% en 2016--, y el estudio determina que un 70% de estas agresiones fueron por parte de desconocidos, el 33,4% por conocidos y el 0,5% por parte de familiares, y también ha señalada que los ataques se producen en lugares de ocio, lugares públicos y transporte público.

Asimismo, las mujeres que han sufrido una agresión machista en el último años por parte de hombres que no son su pareja procuran no salir solas en un 44,3% de los casos, tienen más miedo de salir a la calle (22,5%), han hecho cambios en sus actividades y rutinas habituales (22,1%) o lleva algún objeto para defenderse en caso que sean atacadas (14,8%).

En relación a la violencia ejercida por exparejas, el 42,9% de las mujeres han sufrido algún hecho desde los 15 años, y en 2016 este porcentaje es del 7,5%, mientras que un 12,4% admite haber sufrido violencia machista por parte de su pareja actual en toda la relación --el 6,3% en 2016--, y, en total, el 34,2% ha sufrido como mínimo una agresión por parte de una expareja o de la pareja actual.

INFANCIA Y DIVERSIDAD FUNCIONAL

Un 26% de las mujeres ha sufrido alguna agresión machista antes de los 15 años y, de ellas, el 22,1% fue víctima de comentarios, gestos sexuales o ciberacoso; al 7,8% le realizaron tocamientos o le obligaron a ver pornografía; el 3,3% sufrió violencia física, y el 3,2% fueron violadas o padecieron un intento de violación, y los autores de estos ataques eran principalmente conocidos (44,4%) y familiares (37,3%).

La encuesta también se fija en la victimización de los hijos y hijas de las mujeres que sufren violencia machista, y ha detallado que un 32,3% de los menores estuvieron presentes de forma reiterada cuando se producía un episodio de violencia machista, y el 13,9% de los niños también habían sufrido directamente algún tipo de agresión física, psicológica y sexual de forma continuada.

Además, el 41,1% de las mujeres con diversidad funcional han sido víctimas de una agresión machista por parte de sus parejas o exparejas a lo largo de su vida, y el 1,2% de las catalanas ha sufrido acosos sexual en el trabajo --sin incluir comentarios, gestos sexuales ni exhibicionismo-- en 2016, agresiones que afectan especialmente a mujeres sin contrato.

Buisan ha asegurado que hace falta dar herramientas a las mujeres maltratadas y víctimas de agresiones machistas para poder empoderaralas y hacerles recuperar su autonomía: "Hemos avanzado en ciertos aspectos, pero debemos seguir trabajando con firmeza", y Buch ha dicho que los datos son muy preocupantes y que la sociedad debería alarmarse ante ellas.

"Las agresiones coartan la libertad de las mujeres", y el conseller ha insistido que la violencia machista marca a las víctimas para toda su vida, y ha recordado que el Govern y las entidades ponen herramientas a disposición de las mujeres para ayudarles y denunciar los hechos, con el objetivo final de perseguir a los agresiones y acompañar a las mujeres.

"Ahora disponemos de mejores datos y podemos comparar a nivel europeo para formular políticas e impulsar medidas concretar para luchar contra este fenómeno", ha asegurado Artadi, que ha pedido un verdadero pacto contra la violencia machista, y ha agradecido el trabajo de las entidades que ayudan a las víctimas y al Govern a impulsar mejores políticas.