El acceso a la universidad de alumnos con padres titulados triplica al de los que tienen la obligatoria

Publicado 09/10/2019 13:03:30CET
Vera Sacristan (OSU) y Helena Troiano (UAB)
Vera Sacristan (OSU) y Helena Troiano (UAB) - EUROPA PRESS

Desciende el acceso a la pública y crece la matriculación en la privada en los últimos años

BARCELONA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La tasa de acceso a la universidad pública entre estudiantes con padres con titulación casi triplica la de jóvenes con progenitores con estudios hasta obligatorios y más que duplica la de alumnos con padres con estudios secundarios postobligatorios.

Lo revela el informe 'Qui estudia a la universitat? Anàlisi de 15 anys d'evolució de l'accés a la universitat pública a Catalunya (2002-2017)', elaborado por el Grup de Recerca en Educació i Treball (Gret) de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y el Observatori del Sistema Universitari (OSU).

El estudio señala, a partir de datos de la preinscripción, que 82,6 de cada 100 jóvenes con progenitores universitarios entran a la universidad, mientras que la cifra se reduce a 28,3 entre los estudiantes cuyos padres no tienen más estudios que los obligatorios y a 38,2 de cada 100 entre la juventud con padres con estudios secundarios postobligatorios, ha explicado este miércoles la coautora del estudio Helena Troiano (Gret), quien ha dicho que la probabilidad de acceso es "muy diferenciada" dependiendo de los estudios de los padres.

Los hijos de personas con estudios universitarios están "sobrerepresentados" según el estudio, ya que en 2017 conformaban el 47,1% del estudiantado que accede a la universidad, mientras este colecitvo solo supone el 26,2% de la población.

Por otro lado, el colectivo de los que sus padres tienen solo estudios obligatorios son el 24,3% de los que acceden a la universidad, cuando representan el 39,5% de la población general de 19 años, y los que sus padres tienen estudios secundarios postobligatorios son el 28,6% de los que acceden a la universidad y significan el 34,3% de la población.

Troiano ha explicado que en el periodo 2002-2011 se produjo un incremento en el acceso a la universidad pública, que se aceleró a partir de 2008 con el inicio de la crisis económica; se produjo una ralentización entre 2011 y 2014, que coincide con el incremento de precios, y a partir de 2014, con la mejora del mercado de trabajo, se produce un descenso, siendo mayor entre los alumnos cuyos padres tienen un nivel formativo más alto, lo que les produjo "sorpresa".

La tasa de acceso a las universidades públicas catalanas se situó en 2002 en el 35,8%, en los años 2011 y 2014 tuvo sus mayores registros, con un 46,4% y un 47,6%, y en 2017 esta tasa se redujo hasta el 45,9%, que el estudio atribuye a aspectos como la mejora de las posibilidades de trabajo, el incremento de precios, el crecimiento del acceso a los ciclos formativos de grado superior y el aumento de la oferta de las privadas.

AUMENTO DE LA PRIVADA

Y es que, en paralelo al descenso del acceso a la pública, la matriculación de nuevo acceso a la universidad privada ha crecido considerablemente entre 2013 y 2018, en un 26,2%, después de años de decrecimiento hasta ese año, ha explicado la coautora del informe.

Troiano ha remarcado que este aumento en el acceso a la privada se puede deber a un cambio en la estrategia de las familias, con la hipótesis de que se apuesta por la privada como elemento de distinción cuando antes se elegía a la pública: "Puede estar pasando, pero no estamos seguros".

Desde el OSU, Vera Sacristan ha asegurado también que en un momento que las universidades compiten para atraer alumnado, las públicas "han jugado con una pata coja" a la hora de poder ofertar grados en comparación con las privadas, y ha considerado que las familias también ven en los ciclos formativos de grado superior un movimiento prudente de asegurar el disparo porque tienen muy buena salida laboral y plantearse posteriormente acceder a la universidad.

Preguntada por si está fallando el ascenso social de la universidad, Sacristan ha dicho que esta funcionando "demasiado poco" en el acceso, pero que sí que lo está haciendo en el momento que se produce la titulación porque permite mejores opciones de acceder al mercado de trabajo.

Para leer más