Publicado 26/10/2021 14:09CET

Álvarez (UGT) acusa a Casado de "traición" al Congreso si lleva a Europa la reforma laboral

El secretario general de UGT, José María Álvarez, y el secretario general de UGT de Catalunya, Camil Ros
El secretario general de UGT, José María Álvarez, y el secretario general de UGT de Catalunya, Camil Ros - UGT

Ros (UGT de Catalunya) pide alargar los ERTE

BARCELONA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT, José María Álvarez, ha acusado al líder del PP, Pablo Casado, de realizar un "acto de traición a la soberanía del Parlamento" si recurre a Europa para mantener la reforma laboral.

En declaraciones ante los medios este martes en Barcelona antes de participar en la asamblea de delegados 'Organitza't, Activa't, Sindicalitza't', Álvarez se ha referido a las palabras de Casado en su intervención en el XXIV Congreso Nacional de la Empresa Familiar celebrado en Pamplona, donde se comprometió a llegar "hasta el final en las instituciones europeas para que la reforma laboral se mantenga".

Álvarez ha argumentado que el Congreso es quien tiene la potestad de hacer leyes, no la Comisión Europea: "Además, sería bueno que se lo explique a los millones de trabajadores que cambian de contrato todos los meses", ha criticado.

Hay una "necesidad imperiosa de acabar con esta situación de explotación y esclavitud" que se da mayormente, a su parecer, sobre mujeres y jóvenes que ven reducidas las horas de sus contratos, aunque trabajan las mismas.

Para Álvarez, Casado fue al encuentro a "reírles las gracias a los empresarios de este país".

POSICIONAMIENTO DEL GOBIERNO

"Para nosotros lo importante no es quien lleve la negociación [sobre la reforma laboral], lo importante es la posición del Gobierno", ha dicho, y ha remarcado que confía en que el presidente, Pedro Sánchez, acabe derogándola.

Aun así, ha pedido que el ejecutivo central "decida finalmente" quién será su representante en las negociaciones con los sindicatos, y ha asegurado que las mantenidas hasta ahora no va a considerarlas preliminares, porque le parecería una falta de respeto.

También ha afirmado que es "evidente que las divisiones internas del Gobierno no benefician a las negociaciones", y ha lamentado que, tras año y medio, no se haya avanzado en las mismas, en sus palabras.

Sin embargo, ha explicado que ahora "toda la presión está puesta en la reforma laboral", pero que hay que hablar también de convenios colectivos, y trabajar para volver a las movilizaciones tras el parón por la pandemia.

ROS

El secretario general de UGT de Catalunya, Camil Ros, ha defendido que los Expedientes de Regulación Temporal del Empleo (ERTE) deben continuar: "No puede ser que ahora que haya menos afectación de Covid-19 se tomen decisiones que dejen sectores importantes de la economía al margen, como el de la economía".

Para Ros, conviene "reconocer el papel" que los ERTE han tenido en el mantenimiento de la ocupación y utilizarlos como garantía para salir de la crisis tras la pandemia y, por otra parte, ha exigido al Govern Presupuestos justos y dignos.

Ha reivindicado que, si en enero el Gobierno sube el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 1.000 euros, es por el logro de "aquellos que empezaron en 2006" una campaña de UGT de Catalunya a favor de ello.

También ha abogado por la derogación de las reformas laborales que han creado "paro y precariedad" y que permiten, según él, que empresas realicen Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) injustificados.

"Todas las empresas multiservicios que revientan salarios saltándose el convenio sectorial no lo podrían hacer, empresas piratas en sus relaciones laborales como puede ser Desigual, que no plantea el nuevo modelo de futuro de trabajar cuatro días, sino que recorta un día de salario para recortar costes laborales", ha criticado.

Para leer más