(Ampl.) Acciona adquiere el 100% del centro comercial del futuro estadio del RCD Espanyol

Actualizado 05/02/2007 19:36:53 CET

BARCELONA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

Acciona Inmobiliaria se ha hecho con el 100% del capital social del centro comercial del futuro estadio del Real Club Deportivo Espanyol, situado entre Cornellà y El Prat, en Barcelona, tras comprar la participación que estaba en manos de Grupo Lar y Grosvenor, informaron hoy estas empresas, que no facilitaron el importe de la operación.

El centro tiene prevista su apertura a finales de 2009, unos 15 meses después de que se inaugure el estadio del RCD Espanyol, actualmente en construcción. El club catalán empezó las obras de pilotaje a principios de enero de este año y mantiene la previsión de empezar la temporada 2008/09 en el nuevo campo.

El grupo Lar y Grosvenor se adjudicaron en 2003 la propiedad y explotación del centro por 39 millones de euros mediante un acuerdo con el Espanyol por el que, además, se comprometió a financiar parte de la construcción del nuevo estadio y que ha sido presentado por el club como una garantía de la viabilidad del proyecto.

El coste del estadio oscilará entre 57 y 64 millones de euros, de los cuales, unos 40, de acuerdo con lo previsto inicialmente, se obtendrán del acuerdo alcanzado para la explotación del centro comercial, según la información facilitada por la directiva del Espanyol durante su última junta de accionistas, el pasado diciembre.

Tras la adquisición del 100% del capital social del centro, el director de Centros Comerciales de Acciona Inmobiliaria, Alejandro Groizard, destacó en un comunicado que con esta operación la compañía se hace con la totalidad de un "magnífico centro en Barcelona" y, además, "refuerza su posición en este sector".

Asimismo, el director del grupo Lar, Miguel Pereda, subrayó que con la operación la empresa obtiene un "buen retorno de inversión que podrá destinar a otros centros comerciales", un área que considera "estratégica" para la compañía.

Por su parte, Grosvenor enmarca la operación en su estrategia de "ir disminuyendo paulatinamente el peso de su inversión directa en centros comerciales para canalizarla a través de Sonae Sierra, participada por Grosvenor en un 50%", según explicó su director general, Rafael Avilés.