Publicado 05/03/2021 15:28CET

Aragonès convoca el pleno de constitución del Parlament el viernes 12 a las 10.00 horas

El vicepresidente de la Generalitat en funciones, Pere Aragonès, firma el decreto de convocatoria del pleno de constitución del Parlament.
El vicepresidente de la Generalitat en funciones, Pere Aragonès, firma el decreto de convocatoria del pleno de constitución del Parlament. - VICEPRESIDENCIA DE LA GENERALITAT

La sesión se celebrará por primera vez en el Auditori del Parlament por la pandemia

BARCELONA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El pleno de constitución del Parlament será el viernes 12 de marzo a las 10.00 horas, agotando el plazo previsto para celebrarlo, después de que el vicepresidente del Govern en funciones, Pere Aragonès, haya firmado este viernes el decreto de convocatoria, ha informado Vicepresidencia de la Generalitat en un comunicado.

Aragonès ha comunicado previamente la fecha a Salvador Illa (PSC), Laura Borràs (Junts), Dolors Sabater (CUP), Jéssica Albiach (comuns), Calos Carrizosa (Cs) y Alejandro Fernández (PP) --todos los cabezas de lista de los partidos que han obtenido representación parlamentaria excepto Vox--, así como al presidente del Parlament, Roger Torrent, y a los miembros del Govern.

El 12 de marzo era la fecha límite en la que se podía convocar este pleno de constitución después de las elecciones del 14 de febrero y la sesión estará pilotada por la Mesa de Edad, que estará presidida por el republicano Ernest Maragall como el diputado de más edad, y lo acompañarán los dos más jóvenes: el socialista David González, y el diputado de Vox Alberto Tarrades.

El decreto de convocatoria que ha firmado Aragonès se publicará en el próximo Diari Oficial de la Generalitat (Dogc) ordinario y Aragonès lo ha firmado al tener las funciones de presidente de la Generalitat, después de que el exjefe del Ejecutivo catalán Quim Torra fuera inhabilitado.

En el pleno, que dará inicio a la XIII legislatura, se elegirá al presidente del Parlament y al resto de miembros de la Mesa, es decir, dos vicepresidentes y a los cuatro secretarios, mediante una votación con papeletas que los diputados depositan en una urna.

El presidente del Parlament requiere el apoyo de la mayoría absoluta de la Cámara para ser elegido en una primera votación --con el apoyo de al menos 68 diputados--; si no lo logra, se repite la votación y sale elegido el que obtiene más votos.

EN EL AUDITORI, POR EL COVID

La sesión se celebrará en el Auditori del Parlament para garantizar la presencia de todos los diputados cumpliendo con las medidas contra el coronavirus; será la primera vez en la historia que no se desarrolle en el salón de sesiones, y se colocarán las 135 sillas de los diputados separadas entre sí, con un espacio central donde se ubicará la urna.

La Mesa de la Diputación Permanente ha tomado esta decisión atendiendo las prescripciones técnicas del Plan territorial de Protección Civil de Catalunya (Procicat) y las recomendaciones del equipo técnico de los departamentos de Salud e Interior de la Generalitat, y para respetar las limitaciones de distancia, aforo, ventilación, limpieza y desinfección.

Será la Mesa que salga elegida en el pleno de constitución la que deberá decidir si mantiene que el Auditori acoja también el debate de investidura del presidente de la Generalitat, que deberá celebrarse como máximo el 26 de marzo.

VARIOS ASPIRANTES

Esta elección será el primer escollo que tendrán los partidos independentistas --que tienen mayoría absoluta-- en las negociaciones para formar el próximo Govern, ya que tanto Junts como la CUP han mostrado su disposición a asumir la Presidencia del Parlament.

En las últimas legislaturas, al ser Junts el partido independentista más votado y que se ha quedado con la Presidencia de la Generalitat, ERC ha ostentado la Presidencia del Parlament, y ahora que los republicanos han quedado por delante aspiran a que Pere Aragonès sea presidente de la Generalitat, por lo que Junts defiende que lo lógico sería que uno de sus diputados fuera el próximo presidente de la Cámara catalana.

Pero si la CUP entra en la ecuación de los pactos, esta fórmula puede cambiar y, de hecho, ERC no se ha cerrado a esta posibilidad, ya que la intención de los republicanos es superar la dinámica de la última legislatura, en la que hubo crisis constantes entre los socios del Ejecutivo, muchas de las cuales tuvieron su epicentro en la Mesa de la Cámara.

La CUP ya ha trasladado a Junts y ERC que está dispuesta a asumir este cargo y lo ha condicionado únicamente a que sirva para garantizar la soberanía del Parlament y que se pueda hablar de todo ante los posibles litigios judiciales que se puedan producir durante la legislatura.

Sin embargo, de momento el PSC y los comuns son los únicos que han postulado a un diputado para presidir el Parlament: los socialistas --ganaron las elecciones aunque empatando en escaños con ERC-- quieren a la viceprimera secretaria del partido, Eva Granados, y los comuns al que iba como número dos en las elecciones, Joan Carles Gallego.

Ambas propuestas tienen difícil llegar a alcanzar su objetivo, aunque no se pueden descartar definitivamente, habida cuenta de la falta de acuerdo que por el momento han mostrado las fuerzas independentistas para proponer a un candidato de consenso y hacer valer su mayoría de escaños en el hemiciclo.