Aragonès critica una eventual moción de censura: "Sería un 155 a la Llarena"

El vicepresidente Pere Aragonès en el Parlament
Europa Press
Actualizado 10/10/2018 17:40:40 CET

 Insta a Cs a reunirse con el Govern en la Conselleria de Economía, donde no hay la "excusa del lazo"

BARCELONA, 10 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha avisado este miércoles de que aprovechar que el independentismo ha perdido la mayoría absoluta en el Parlament por la suspensión de diputados para hacer una moción de censura al presidente del Govern, Quim Torra, sería "un 155 a la Llarena".

Lo ha dicho en el pleno monográfico sobre la priorización de la agenda social y la recuperación de la convivencia, después de que el PP haya instado a Cs a presentar la moción tras la pérdida de la mayoría del independentismo porque los cuatro diputados de JxCat afectados por la suspensión no han designado a ningún sustituto.

Aragonès ha calificado esta propuesta del PP como un regalo envenenado para Cs y ha sostenido que supondría utilizar la "intervención del Tribunal Supremo sobre los resultados del 21 de diciembre para hacer un cambio de gobierno".

El también conseller de Economía y Hacienda ha acusado a Cs de utilizar "la estrategia de la tensión para recuperar el protagonismo político" cuando le van mal las encuestas y ha preguntado si creen que compensa tensionar a la sociedad para ganar votos.

Asimismo, ha recordado que la líder de Cs, Inés Arrimadas, no quiso reunirse con Torra en el Palau de la Generalitat tras su investidura por la presencia de un lazo amarillo en la fachada, por lo que le ha invitado a reunirse en la sede de la Conselleria de Economía porque no hay "la excusa del lazo".

"Ustedes no vienen a hablar cuando no hay cámaras delante. Y no me den la excusa del lazo porque en la entrada del Departamento de Economía se mantiene lo que pusieron los trabajadores, que es una imagen de Junqueras", ha afirmado.

COMPROMISO CON LAS POLÍTICAS SOCIALES

Aragonès ha insistido en el compromiso del Govern con las políticas sociales y ha asegurado que los "riesgos" para la cohesión social en Catalunya son las desigualdades, la pobreza y la incapacidad de distribuir la recuperación económica en toda la población, pero ha negado que haya fractura social por el proceso independentista.

También ha asegurado que la Generalitat no puede dar respuesta a muchos de los retos sociales porque, a su juicio, no tiene los recursos suficientes, por lo que ve necesaria la independencia "para hacer buenas políticas sociales".

Además, ha advertido de que "avanzar en las relaciones sectoriales y financieras con el Estado no sustituye el diálogo sobre el reconocimiento del ejercicio del derecho a la autodeterminación".

Ha reiterado su voluntad de dialogar, pero que "mientras la política no salga de los tribunales este país no estará preparado para los debates de futuro".

Contador