(Avance) Montilla define la Entesa como un gobierno "de máximos" con "un presidente" y "un programa y no tres"

Actualizado 26/11/2007 21:56:07 CET

Defiende la gestión "reformadora" de "largo alcance" de su gobierno y aboga por huir de "la Catalunya ficción"

BARCELONA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente catalán, José Montilla, defendió hoy la unidad y estabilidad del Govern d'Entesa, del que dijo que "es mucho más que un gobierno de coalición coyuntural", y que "no es un gobierno de mínimos", sino "de máximos".

Dijo no ser "tan ingenuo como para creer que los acontecimientos políticos del entorno no puedan afectar a la acción gubernamental", pero aseveró que su Ejecutivo tiene "un presidente y no tres" y cuenta con "un programa y no tres".

Montilla atribuyó a la Entesa un "estilo propio" centrado en la búsqueda de grandes pactos nacionale,s y apostó por "superar el estado de perplejidad" de la sociedad catalana "dejando de lado de una vez por todas la Catalunya ficción". Destacó que su gobierno no "pierde el tiempo" con preguntas existenciales, sino que está guiado por "un designio reformador que trasciende, de largo, la gestión del día a día".

"Compartimos muchas cosas y trabajamos juntos en las instituciones --dijo sobre los tres socios--. Somos fuerzas complementarias, y a veces no; pero eso no impide trabajar responsablemente al servicio de Catalunya". En su balance del primer año de Gobierno, que se cumple este miércoles, aseguró la "determinación" de los tres partidos del Govern de --más allá de las incidencias políticas concretas-- priorizar una "gobernación estable de Catalunya".

Montilla advirtió de que "pierden el tiempo los que pretenden especular con la incidencia de otras lógicas políticas, regidas por otros calendarios y otros intereses, en el rumbo que tiene fijado el Govern d'Entesa", porque su Ejecutivo es "para cuatro años" y está decidido a aplicar su "plan de ruta" para esta legislatura. Asimismo, remarcó que "no es misión" de su Govern "entretener y deslumbrar a los ciudadanos con pirotécnia u ocurrencias", sino "llevar la política catalana al terreno de la realidad, de las realidades".