Barrientos (TSJC) defiende la consolidación del arbitraje para afrontar la alta litigiosidad

Jesús María Barrientos, Maria Eugènia Gay y Frederic Munné
EUROPA PRESS
Publicado 25/10/2018 18:15:06CET

   Alerta de que el elevado número de litigios "compromete" el servicio judicial

   BARCELONA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), Jesús María Barrientos, ha defendido este jueves la consolidación y difusión del arbitraje judicial para hacer frente a la alta litigiosidad existente y ha alertado de que ésta "compromete" el servicio judicial.

   Lo ha expresado junto a la decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (Icab), Maria Eugènia Gay, en la inauguración del V Congreso Internacional de Arbitraje, que bajo el título 'Back to the future, fifth part. The shape of flexibility' y desde este jueves hasta el viernes tiene como objetivo analizar la flexibilidad de las partes en que se divide el proceso arbitral.

   Éstas son el inicio del arbitraje y fijación del calendario arbitral, su configuración, las audiencias de prueba eficientes, las deliberaciones y decisión del tribunal o emisión del laudo, y durante los dos días de congreso una veintena abogados y árbitros internacionales participarán como ponentes.

ALTA LITIGIOSIDAD

   Barrientos ha sostenido que el arbitraje es un instrumento decisivo y necesario para afrontar la urgencia de reducir los altos índices de litigiosidad, que llevan a los órganos judiciales a unos niveles de actividad que "comprometen su servicio", en sus palabras.

   Ha lamentado la tasa de litigiosidad registrada en Catalunya en 2017, que se situó en 120,74 por cada 1.000 habitantes, y la tasa de litigios privados se sitúa en 54 por cada 1.000 personas: "Somos la cabeza en Europa en este indicador".

   Respecto a la tasa de congestión en la región, que alcanzó el 1,43 en 2007, Barrientos ha señalado que es demostrativa de las dificultades del sistema a la hora de dar una respuesta en un tiempo razonable al ciudadano.

SIN CULTURA DEL PACTO

   El presidente del TSJC ha atribuido este índice principalmente a la falta de una cultura de la transacción y el pacto como alternativas a la resolución judicial, y ha criticado que en ocasiones se acuda a la jurisdicción para demorar en el tiempo el cumplimiento de las obligaciones.

   Ha explicado que se ha constituido un Foro de Arbitraje en Madrid para desempeñar un papel de observatorio del arbitraje, en el que confía para que sea un buen instrumento de potenciación del arbitraje, y que el CGPJ puso a disposición de los jueces unas guías para la práctica de la mediación intrajudicial.

   Ha defendido que los procesos de arbitraje deben ser independientes e imparciales, y no tener ningún tipo de relación con las partes, ya que en ocasiones son grandes e influyentes corporaciones, ha detallado.

MARCO NORMATIVO SEGURO

   "Es evidente nuestra voluntad en la consolidación y difusión del arbitraje, su consolidación exige un marco normativo seguro y la plena confianza de las partes en la administración del arbitraje", ha añadido.

   Por su parte, Gay ha puesto de manifiesto la importancia del congreso y ha explicado que han redoblado los esfuerzos para recomendar el arbitraje mediante la renovación de los convenios con instituciones arbitrales, como el Tribunal Arbitral de Barcelona (TAB).

   Ha recalcado su apuesta por el arbitraje y ha reivindicado la creación del nuevo centro de arbitraje ADR en Barcelona, que nace con la voluntad de extender la cultura del pacto y resolución alternativa de conflictos: "Pasa a ser un centro mixto que dará servicio a colegiados y colegiadas para fomentar la prescripción y práctica de los ADR".

   También ha considerado básico contar con el respaldo institucional y ha lamentado que la justicia tradicional sea compleja y, en ocasiones, injusta: "Tenemos el deber moral de fomentar y prescribir sistemas alternativos para que se adecuen más a las necesidades de todas las partes y en sí de la ciudadanía".