Bolonia.- Los estudiantes de la UAB avisan de su "malestar" y aseguran que emprenderán "acciones"

Publicado: miércoles, 17 diciembre 2008 18:05

BARCELONA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los estudiantes de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) afectados por los seis expedientes de expulsión y 22 de amonestación por protestas contra el Plan de Bolonia avisaron hoy de su "malestar" y aseguraron que emprenderán "acciones".

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de la Coordinadora de Asambleas de Facultades (CAE) de la UAB, Marc Navarro, explicó que los estudiantes de las distintas facultades están "en contacto" para decidir qué hacer como respuesta al equipo de gobierno de la universidad.

"Ahora se demostrará la coordinación entre facultades y universidades", dijo Navarro, quien advirtió: "El malestar ahí está, y una acción habrá, pero no queremos actuar con la mente en caliente". Asimismo, concretó que su abogado está "estudiando" las resoluciones y la posibilidad de presentar recursos contencioso-administrativos.

"Nos ha desencajado mucho que nosotros desocupemos cinco facultades y el rectorado sancione a seis alumnos", explicó. Navarro lamentó que la nueva rectora, Ana Ripoll, pida diálogo, mientras que el rector en funciones, LLuís Ferrer, "expulsa a gente".

Respecto al avance de las vacaciones de Navidad en la Facultad de Letras de la UAB, Navarro consideró: "Mientras no haya vida académica, aquí no hacemos nada". Por ello, avanzó que quizás los estudiantes de la Universitat de Barcelona (UB) mantengan su ocupación en el Edificio Histórico, de forma simbólica.

Navarro dijo que los estudiantes se plantearon --antes de conocer las sanciones-- dejar un margen de tiempo hasta febrero para negociar con la nueva rectora. Sin embargo, tras el anuncio de hoy "la situación ha cambiado totalmente".

"ENTERRAR" EL DIÁLOGO

El Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) anunció que el castigo de la universidad suponen "enterrar cualquier posible intento de entendimiento y diálogo entre los estudiantes y las autoridades universitarias".

En un comunicado, concretó que las sanciones son una "clara amenaza" hacia los estudiantes que se oponen a Bolonia. Sin embargo, aclaró que "no parará la lucha en defensa de una univrsidad de calidad".