Actualizado 12/12/2008 21:43 CET

Bolonia.- El rector de la UdL advierte a los estudiantes encerrados de que no están "en un campamento de invierno"

LLEIDA, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El rector de la Universitat de Lleida (UdL), Joan Viñas, advirtió hoy a los estudiantes encerrados desde el martes en el edificio del Rectorado para protestar por el plan Bolonia de que no están "en un campamento de invierno" y les pidió orden.

Viñas, que hizo estas declaraciones antes de participar en una asamblea de los estudiantes, dijo que, desde su punto de vista, los alumnos tienen parte de razón en algunos puntos, en los que se tiene que trabajar y discutir.

Al término de la reunión, la universidad envió un comunicado en el que afirmaba que ambas partes habían acordado establecer nuevas vías de diálogo a partir del lunes para concretar la creación de unas mesas multilaterales sobre las propuestas del proceso de Bolonia abiertos a otros colectivos universitarios y en defensa de la universidad pública.

Por la mañana, durante un encuentro con los medios de comunicación, Viñas dijo que la UdL no ha facilitado a los estudiantes el balance presupuestario del año pasado porque "un estudiante que no representa a nadie no puede ir a pedir unos papeles y tener una hora al gerente porque para eso hay un consejo de gobierno en el que se presentan los balances". "Para eso están los claustros y los consejos de gobierno", aseveró el rector, quien animó a los estudiantes encerrados a presentarse a las elecciones y a tener acceso a la información por la vía habitual.

"Si cada uno de los ocho mil y pico estudiantes vienen a hacer perder el tiempo al gerente, el gerente no podrá trabajar. Para eso hay canales representativos", afirmó Viñas e insistió en que él no ha dicho que no a nada. "Lo que sí les he dicho es que hagan las cosas con orden. Tenemos que pedir orden y el orden comienza no ocupando aulas que se han de utilizar para otras cosas. Esto no es un campamento de invierno; los campamentos de invierno se hacen en la montaña", añadió.

Antes de entrar en la asamblea, Viñas avanzó que, tal y como le habían pedido los estudiantes, ha mediado con la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) para que los alumnos expedientados sean los mínimos, una gestión que ya ha hecho y que se resolverá la semana que viene.