Publicado 23/02/2021 11:21CET

La CUP debatirá esta semana su papel en la nueva legislatura y si quiere presidir el Parlament

La candidata de la CUP a la Presidencia de la Generalitat, Dolors Sabater, durante una manifestación contra el encarcelamiento de Pablo Hasel, frente a la Universitat de Barcelona (UB), en Barcelona, Catalunya (España), a 19 de febrero de 2021.
La candidata de la CUP a la Presidencia de la Generalitat, Dolors Sabater, durante una manifestación contra el encarcelamiento de Pablo Hasel, frente a la Universitat de Barcelona (UB), en Barcelona, Catalunya (España), a 19 de febrero de 2021. - Kike Rincón - Europa Press

   Llevará el debate a su militancia en las Asambleas Abiertas Parlamentarias a partir de este miércoles

   BARCELONA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Las bases de la CUP debatirán a partir de este miércoles qué papel y qué responsabilidades quieren ejercer en la nueva legislatura, entre las que se plantean la opción de entrar en la Mesa del Parlament e, incluso, presidirla.

   En un comunicado este martes, ha explicado que este debate lo harán en trece Asambleas Abiertas Parlamentarias --las primeras se harán los días 24, 25 y 26 de febrero--, serán en formato telemático y solo serán de debate.

   El documento que se llevará a debate analiza los resultados electorales constatando que el independentismo ha ampliado su representación y superando el 50% de los votos, y reivindica que la CUP ha sido la única candidatura independentista que ha aumentado en porcentaje de votos sobre el total.

   Lo atribuyen a que el voto independentista "se ha desplazado un poco más hacia la izquierda y el voto unionista hacia posiciones de autoimagen más progresista, a pesar de la irrupción de Vox", que alertan de que ha entrado con fuerza en la mayoría de zonas con la renta más baja de Catalunya.

"RUPTURA DEMOCRÁTICA"

   El debate sobre qué papel ejercer en la próxima legislatura parte de la propuesta política con la que la CUP se ha presentado a este nuevo ciclo electoral, que se basa en la tesis de la "ruptura democrática como única opción para avanzar hacia la negación sistemática de los poderes del Estado de aceptar las más mínimas concesiones en materia social y nacional".

   Así, la CUP plantea cómo concretar esta propuesta y plantea una doble negociación: "Con la sociedad civil organizada, los sindicatos y los movimientos sociales, y a nivel institucional con aquellos partidos que no propiciaron la represión contra el 1 y el 3 de octubre a través de las fuerzas de seguridad la aplicación del 155".

   Los objetivos que se marca la CUP es fijar una hoja de ruta hacia la independencia, un "rescate social contra la actual situación sanitaria, económica, social, laboral y de crecimiento desmedido de la pobreza", así como concretar un plan de trabajo de cambio de modelo económico desde una perspectiva social, ecologista y feminista.

PUESTO EN LA MESA

   A partir de este análisis y este objetivo, pregunta a la militancia cuál es la estrategia de legislatura a seguir: "¿En qué grado debería asumir responsabilidades en clave institucional la CUP y en función de qué acuerdos?".

   Asimismo, subraya que la Mesa del Parlament es importante para "hacer frente a los ataques del Tribunal Constitucional (TC) a la soberanía del Parlament", y asume que por los resultados electorales a la CUP le corresponde un puesto en este órgano.

   "De acuerdo con la nueva correlación de fuerzas, ¿deberíamos plantear la asunción de la Presidencia de la Mesa del Parlament?", plantea la CUP a sus bases.

Contador

Para leer más