Descubren el antiguo metro que debía atravesar el Raval de Barcelona en la calle Nou de la Rambla

Descubren el antiguo metro que debía atravesar el Raval de Barcelona en la calle
SERVEI D'ARQUEOLOGIA DE L'AJUNTAMENT DE BARCELONA
Publicado 05/04/2019 11:04:11CET

BARCELONA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Arqueología del Ayuntamiento de Barcelona ha localizado las estructuras soterradas del proyecto inacabado del Metro que debía cruzar el barrio del Raval en la calle Nou de la Rambla, del año 1931, ha anunciado este viernes el Institut de Cultura de Barcelona (Icub) en un comunicado.

Lo ha localizado por sorpresa durante los trabajos para instalar una red de recogida pneumática de basura en el cruce entre Nou de la Rambla y Est, y ha hallado el pozo de ataque y parte del túnel de un proyecto iniciado en 1930 y que iba a enlazar la estación entonces existente de Liceu con una nueva en la avenida Paral·lel.

La intervención arqueológica, que se realiza desde marzo, está siendo dirigida por el arqueólogo Walter Alegria ---de la empresa Global Geomàtica--, y hasta el momento ha permitido documentar diversos restos constructivos relacionados con el urbanismo de esta zona durante los siglos XVII y XVIII.

El proyecto inacabado --ejecutado entonces por la concesionaria S.A. Funicular de Montjuich-- pretendía ejecutar una nueva línea de metro por debajo de Nou de la Rambla, pero finalmente se le denegó el permiso de obras que se había concedido en 1934, por huelgas de trabajadores, contratiempos económicos y dificultades técnicas.

Al terminar la Guerra Civil, en 1939, la concesionaria quiso retomar las obras, pero el permiso se le denegó por motivos financieros, por lo que el proyecto quedó inacabado: sólo se terminaron las cocheras, los talleres y la subcentral transformadora en Nou de la Rambla con Vila i Vilà y parte de la estación de Paral·lel.

El pozo de ataque --cámara subterránea para montar la tuneladora para perforar el túnel-- tiene unas dimensiones de 3,5 por 2,5 metros y una profundidad de 12,5 metros, y actualmente gran parte de la cámara está llena de agua, que generó problemas ya entonces y en 1933 se cubrió sin terminar las obras.

Del túnel sólo se ejecutó un tramo de cinco metros de largo, conectado con el pozo de ataque, del que no se ha podido estudiar el fondo dada la presencia de agua, por la que se contactó con la Unidad de Subsuelo de los Mossos d'Esquadra para poder inspeccionar y documentar la estructura con los medios técnicos y de seguridad necesarios.

El Servicio de Arqueología municipal ha destacado también la colaboración de la Unidad Subacuática de los Mossos, que accedió al interior del túnel para poderlo documentar, y ha agradecido el trabajo de documentación realizado por la policía catalana, que ha confirmado la información extraída del Arxiu Municipal Contemporani de Barcelona.

Contador