Fiscalía de Barcelona teme colapso en juzgados por alud de sentencias sobre tráfico

Actualizado 28/06/2008 17:19:00 CET
Actualizado 28/06/2008 17:19:00 CET

Fiscalía de Barcelona teme colapso en juzgados por alud de sentencias sobre tráfico

Foto de la Noticia
Foto: Guardia Civil + Ampliar

 

 

   BARCELONA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El fiscal coordinador de tráfico de Barcelona, Antonio Vicén, teme que se agrave el colapso de los juzgados penales de la capital por el alud de sentencias en materia de circulación que llegan a estos órganos, tras la última reforma del Código Penal (CP), que endurece las penas por infracciones graves, ya que la mayoría de casos se resuelve con un pacto entre las partes.

   El fiscal coordinador de tráfico de Barcelona, Antonio Vicén, teme que se agrave el colapso de los juzgados penales de la capital catalana por el alud de sentencias de conformidad que llegan a estos órganos, tras la última reforma del Código Penal (CP), que endurece las penas por infracciones graves, ya que la mayoría de casos se resuelve con un pacto entre las partes.

   En una entrevista concedida a Europa Press, explicó que "el embudo no estará en los Juzgados de Instrucción sino en los Penales", ya que en nueve de cada diez casos se llega a una conformidad, por lo que archivan los casos más rápido de lo que los Juzgados Penales pueden aplicar las sentencias.

   La reforma del CP establece que si el acusado reconoce los hechos que se le imputan y asume su responsabilidad, se le rebaja en un tercio la pena solicitada por la Fiscalía, lo que fomenta que en muchos casos se alcance una conformidad.

   En cuanto a las condenas, Vicén no quiere que se limiten a indemnizaciones que avivan el tópico de "muerto pagado, muerto archivado". Aunque a menudo, "uno piensa que cuando tiene un accidente con el coche, su seguro paga el accidente, paga el muerto y se acaba el proceso judicial", cuando debería servir para tomar conciencia de la gravedad del problema de la violencia viaria.

   El fiscal, en cambio, apuesta por penas alternativas que fomenten la reeducación como los trabajos en beneficio de la comunidad, que ahora contempla el Código Penal pero que se aplican desde hace tiempo en Catalunya. Sin embargo, lamentó que en la mayoría de los casos los trabajos sociales se limiten a tareas como limpiar bosques.

   En su opinión, lo mejor es que los condenados están en contacto con las víctimas de accidentes de tráfico "para que vean en carne viva lo que han hecho o lo que pudieron hacer" y así tomar conciencia del riesgo y las consecuencias que conllevan conducir de forma temeraria o bajo la influencia de bebidas alcohólicas o sustancias estupefacientes.

   Para poder aplicar ese tipo de penas son necesarios más recursos, pero el presupuesto que se destina para rehabilitar a "la parte negativa de la sociedad, la que nadie quiere ver" es, por ahora, insuficiente.

   Con penas orientadas a la reeducación, los infractores tomarían conciencia de la gravedad del problema de la violencia viaria, mientras que generalmente "uno piensa que cuando tiene un accidente con el coche, su seguro paga el accidente, paga el muerto y se acaba el proceso judicial", explicó Vicén. "Muerto pagado, muerto archivado", lamentó.

   Otra buena medida para evitar la reincidencia de los conductores infractores es la suspensión del permiso de conducir, ya que "es una amenaza, una advertencia, y normalmente no vuelve a delinquir".

   El temor a ir a prisión favorece que se hayan reducido las infracciones, pero "si se quiere conseguir una drástica reducción de los accidentes la única solución es mano dura o durísima, y a quien le toca, le toca", sentenció Vicén, pese a reconocer que: "es muy difícil porque es una actividad humana que necesitamos todos".