Actualizado 19/11/2007 21:18 CET

La Generalitat niega que el agua de Barcelona tenga riesgos para la salud

BARCELONA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director de Salud Pública de la Generalitat, Antoni Plasència, aseguró hoy que la población de Barcelona "puede consumir agua todo el año" sin riesgo para la salud y dijo que los niveles de trihalometanos, que casi nunca superan el máximo permitido, son resultado de los procesos de desinfección.

Plasència remarcó que cuando se superan estos niveles "se actúa en consecuencia" y se limita su presencia. "En ningún caso hay riesgo", agregó.

Plasència se refirió así a los datos de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) hechos públicos hoy, según los cuales el agua de la ciudad que procede del río Llobregat podría presentar un riesgo de cáncer con la acumulación y a lo largo de los años.

La concentración máxima permitida de trihalometanos --un compuesto químico que se genera durante el proceso de potabilización del agua-- es de 150 microgramos por litro. De forma puntual ha llegado a los 156,6 microgramos en el agua del Llobregat, que llega al 8% de la población barcelonesa y se concentra en Les Corts, Pedralbes, Poble Sec y Ciutat Vella.

Según el informe de la ASPB, la concentración media de trihalometanos no podrá mejorar del todo hasta que se acaben de construir las nuevas infraestructuras.

Plasència insistió en que el origen de los trihalometanos está en los procesos de desinfección del agua y su presencia "no significa que haya un riesgo apreciable para la salud de las personas".

En esta misma línea, sostuvo que en Catalunya hay "una tendencia a la disminución continua de trihalometanos y que el nivel de 150 microgramos por litro "se supera muy pocas veces", principalmente en épocas de sequía. Por ello, dio un mensaje de "tranquilidad" a los barceloneses ya que "los niveles son totalmente normales la mayor parte del año".

Preguntado sobre los datos de la ASPB, Plasència consideró que hubo "una confusión a la hora de explicar el mensaje".