El Govern aplaude la "trayectoria y dignidad" de De Gispert tras la polémica por la Creu de Sant Jordi

Pleno en el Parlament de Catalunya
David Zorrakino - Europa Press
Publicado 08/05/2019 20:06:20CET

Los vicepresidentes Costa y Espejo-Saavedra se enzarzan de nuevo y se llaman al orden mutuamente

BARCELONA, 8 May. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Cultura de la Generalitat, Mariàngela Vilallonga, ha aplaudido este miércoles la "trayectoria y dignidad" de la expresidenta del Parlament, Núria De Gispert, tras la polémica surgida después de que el Govern acordara otrogarle la Creu de Sant Jordi y, más tarde, decidiera revocar ese acuerdo.

Lo ha dicho en una interpelación del PP en el pleno del Parlament, en la que la diputada popular Esperanza García ha criticado la decisión del Govern de darle a De Gispert la distinción, ya que fue reprobada por la Cámara catalana por sus polémicos tuits, que ha calificado como xenófobos.

García ha criticado que el Govern haya "devaluado" los premios de la Generalitat porque, a su juicio, los entregan a personas cercanas al independentismo, y también ha echado en cara que se haya premiado al futbolista Leo Messi estando condenado por evasión fiscal.

Vilallonga ha contestado que se debería fijar que todos los presidentes del Parlament reciban la Creu de Sant Jordi "de oficio" al finalizar su cargo, como asegura que hacen en Francia.

También ha acusado al PP de criticar con un "tremendismo retumbante" la distinción de De Gispert y ha reivindicado que el Govern otorga los premios basándose en unos criterios comunitarios, cívicos, plurales y de calidad.

"No aceptaremos que la política de premios pueda ser neutralizada por un relato deformante", ha avisado, y ha cargado contra los premios que ha dado el Gobierno en los últimos años.

DISCUSIÓN CON COSTA

Al inicio de la interpelación, García ha advertido de que durante su intervención pronunciaría algunas expresiones indecorosas haciendo una "lectura literal" de tuits de De Gispert y de artículos del presidente, Quim Torra.

Lo ha dicho porque en ese momento el vicepresidente del Parlament, Josep Costa, estaba presidiendo la sesión por la ausencia del presidente, Roger Torrent, y para avisarle de que no le podía llamar al orden: "Estas expresiones indecorosas, no respetuosas y xenófobas son atribuibles a los autores, no a mí".

Sin embargo, Costa ha replicado que el "hecho de la autoría no le exime" de su responsabilidad de evitar expresiones indecorosas y de respetar la cortesía parlamentaria, algo que el vicepresidente segundo, José María Espejo-Saavedra (Cs), le ha recriminado porque cree que no estaba actuando de manera imparcial.

Ante esto, Costa le ha llamado al orden porque no le había dado la palabra y Espejo-Saavedra ha contestado: "Me puede llamar al orden siete veces. Yo le llamo al orden cada vez que se salte el reglamento de manera flagrante".

García se ha dirigido a Costa para decirle que su deber como presidente de la sesión es "regular las sesiones parlamentarias con imparcialidad" y él se ha defendido apelando a que el reglamento le da la autoridad para llamar al orden a los diputados que no respeten el orden, pero el rifirrafe no ha tenido más consecuencias y ha seguido la sesión con normalidad.

Contador

Para leer más