Publicado 04/02/2021 15:39CET

John Akomfrah reflexiona sobre el movimiento humano en dos videoinstalaciones en la Fundació Tàpies

Imagen de la videoinstalación ’Vertigo Sea’ del artista John Akomfrah
Imagen de la videoinstalación ’Vertigo Sea’ del artista John Akomfrah - JOHN AKOMFRAH/FUNDACIÓ TÀPIES

Trata temas como la inmigración, el poscolonialismo y el racismo

BARCELONA, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El artista ghanés John Akomfrah plantea el movimiento humano en dos videoinstalaciones de la Fundació Antoni Tàpies de Barcelona --'Vertigo Sea' (2015) y 'Peripeteia' (2012)--, que comparten el motivo del agua y se podrán ver a partir de este viernes y hasta el 6 de junio.

Nuria Homs y Glòria Domènech son las encargadas de comisariar la muestra, y Homs ha dicho en rueda de prensa telemática este jueves que los temas que trata Akomfrah --la inmigración, el poscolonialismo y el racismo, entre otros-- son de rabiosa actualidad, "desgraciadamente".

Ha dicho también que su obra es conmovedora e hipnótica, y que sus imágenes combinan la belleza y la crueldad, lo sublime y el horror, y que en este sentido el autor está muy influenciado por el romanticismo.

Al ser preguntado por la manera en la que la forma y el contenido se relacionan en su obra, Akomfrah (Accra, 1957) ha dicho que él no hace distinciones entre los dos elementos: "Yo descubro el contenido a través de la forma", ha dicho, y ha añadido que no cree que pueda haber efectividad sin forma, como a su juicio se puede ver en obras como la de los cineastas Andréi Tarkovski y Robert Bresson.

LAS JERARQUÍAS DE LA HISTORIA

También la historia es un elemento importante en su obra, y ambas videoinstalaciones comparten la reivindicación de personajes históricos --el escritor Olaudah Equiano, pionero de la causa abolicionista, en el caso de 'Vertigo Sea', y los retratos que hizo Alberto Durero de dos personas negras en el de 'Peripeteia'--.

"Me interesan las inscripciones porque es donde aparecen las jerarquías", ha dicho, y ha añadido que hay unas etnias o unas nacionalidades que tienen unos valores y otras que tienen los contrarios en la historia, y que a él le gusta perturbar los flujos de estas inscripciones.

Al ser preguntado por el cambio que ha experimentado la inmigración durante estos años, el artista ha dicho que considera que el lenguaje de hospitalidad que había en Europa cuando él se fue a vivir al Reino Unido hace 50 años ya no existe, y que le encantaría que su trabajo fuera un camino a seguir en este sentido, pero que no cree que sea así.

'Vertigo Sea' es una instalación de vídeo de tres canales, y una obra épica que muestra el mar desde una doble vertiente: la de la belleza de los océanos y la vida marina, y la del "terror de la exploración colonial, la esclavitud, la crueldad de la industria de la pesca de ballenas y la caza de osos polares, y la destrucción del medio natural".

'Peripeteia' es una instalación de vídeo monocanal y el retrato de dos personas reales de las que no ha llegado ninguna información, y su título hace referencia a un acontecimiento en una trama de ficción que se utiliza como punto de inflexión para los personajes, como a su juicio sucedió con las personas que fueron "arrancadas de sus comunidades de origen y forzadas a vivir en tierras lejanas".

Con motivo de la exposición, la Fundació Tàpies ha programado en la Filmoteca de Catalunya los documentales de Akomfrah 'Handsworth Songs', el primero del artista como director, y 'Martin Luther King and the March on Washington', sobre la Marcha en Washington por el trabajo y la libertad de 1963.

SHURUQ HARB

La Fundació Tàpies también expone hasta el 28 de marzo 'The Jump', de la artista Shuruq Harb, en la que explora los terrenos psicológicos de saltar al vacío, la emoción física, la suspensión y el final definitivo.

Ambientada en la grieta tectónica del valle del Jordán, la película está narrada por una voz robótica que guía a través de tomas vertiginosas del paisaje, y se desarrolla como un poema visual que suspende al espectador en un espacio de otro mundo.