Lleida actualiza el protocolo de violencia machista y distingue entre acoso, abuso y agresión

Lleida actualiza el protocolo de violencia machista y distingue entre acoso, abuso y agresión
GOVERN
Publicado 07/05/2019 18:11:17CET

La mesa institucional acuerda extender acciones de formación hasta los alumnos de 10 años

LLEIDA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La mesa institucional para el abordaje de la violencia machista en Lleida ha actualizado el protocolo superando la redacción inicial --que se refería a la violencia sexual de una forma genérica-- y distingue entre acoso, abuso y agresión.

El texto supera el redactado de 2012 que ya "no responde a la realidad actual del problema", según ha informado este martes la Delegación del Govern en un comunicado tras la reunión de la mesa, en la que han participado el delegado de la Generalitat, Ramon Farre, y la presidenta del Institut Català de les Dones Nuria Balada.

El nuevo redactado considera acoso sexual "el comportamiento verbal, no verbal o físico no deseado de índole sexual que tenga como objetivo o produzca el efecto de atentar contra la dignidad de la mujer o de crearle un entorno intimidatorio, hostil, degradante, humillante, ofensivo o molesto".

Según el texto la agresión sexual consiste tanto en el uso de la violencia física y sexual como en cualquier tipo de intimidación ejercida contra las mujeres y las menores de edad que está determinada por el uso premeditado del sexo como arma para demostrar abuso y poder.

Considera abuso sexual el atentado hacia la libertad sexual de la persona en que no se usa la violencia o la intimidación pero sí el engaño, la coacción o la sorpresa.

El abuso sexual puede incluir caricias, proposiciones verbales explícitas, la penetración oral, anal, vaginal y digital y se incluyen en este apartado los abusos contra las personas que no pueden prestar su consentimiento válido para tener limitada su capacidad cognitiva o intelectual.

Ramon Farré ha explicado que la mesa institucional ha acordado intensificar la acción preventiva y de concienciación en el ámbito escolar muy vinculado con el uso de las redes sociales, sobre los cuales los Mossos d'Esquadra ya están trabajando desde hace años mediante sesiones informativas para el alumnado y padres y madres a los centros docentes.

Farré ha avanzado que las acciones de formación sobre las violencias sexuales se extenderán hasta los alumnos de 10 años, porque ya desde edades tempranas los niños y niñas aprendan a identificar los comportamientos o actitudes que pueden acontecer una relación tóxica y no igualitaria.

Por su parte Balada ha asegurado que también se actuará en el sector del ocio nocturno y ha puesto como ejemplo el protocolo recientemente aprobado por los departamentos de Presidencia y de Interior de prevención de violencia sexual en el ocio nocturno, que, con la modificación normativa correspondiente, prevé sanciones administrativas por aquellos casos de comportamientos inadecuados, como por ejemplo los acosos, contra los cuales no se pueden presentar denuncias penales.

Contador

Para leer más