Maragall (ERC), abierto a liderar un gobierno que respete su proyecto progresista y republicano

El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall
EUROPA PRESS
Publicado 10/12/2018 22:14:13CET

Propone unidad de acción a los soberanistas y descarta pactos con "el bloque del 155"

BARCELONA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El candidato de ERC a la Alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall, ha asegurado este lunes que estará abierto tras las elecciones municipales a "liderar y compartir una mayoría de Gobierno" si mantiene su proyecto progresista y republicano, y ha dicho que aspira a hacerlo siendo el ganador de los comicios.

"Nuestro proyecto de Barcelona es inequívocamente progresista y republicano. Estamos abiertos a liderar y compartir una mayoría de gobierno que respete esta doble premisa", ha avanzado Maragall en un acto en la Universitat Pompeu Fabra (UPF) ante unas 900 personas, a las que ha asegurado que propondrá unidad de acción a todas las fuerzas soberanistas por el avance de la república.

Una vez conocidos los resultados tras las elecciones, apostarán por definir acuerdos para formar un gobierno coherente, responsable y estable en la ciudad que apueste por la libertad de los dirigentes soberanistas presos, un diálogo abierto que culmine con un referéndum acordado y vinculante y asuma "el compromiso para garantizar que Barcelona no será gobernada por las derechas ni por el bloque del 155", en referencia a PP, Cs y socialistas.

Maragall ha insistido en que no pactará con fuerzas que permiten que sigan en la cárcel los dirigentes independentistas, y ha avisado: "No seremos la Barcelona que queremos ser hasta que salgan. No seremos libres, ni ellos, ni ellas ni nosotros", y ha defendido que la ciudad debe ser la capital de la libertad, la democracia y la convivencia, y también la capital de la república catalana.

NI DEMAGOGOS NI VARITAS MÁGICAS

"No nos encontraréis en el club de los demagogos, ni en los liderazgos taumatúrgicos que llegan con la varita mágica del poder económico o, aún peor, usando y abusando de las legítimas inquietudes de la ciudadanía", ha advertido Maragall, que ha avisado de que no admitirán a mensajeros del odio ni a agentes del extremismo ni el fascismo.

Apuesta por pasar de la desigualdad a la equidad basada en una economía creativa e innovadora al servicio de las personas con un salario mínimo adaptado a las necesidades de la ciudad y con facilidades en la educación y la formación: "Nos sublevamos contra la normalización de la desigualdad", ha asegurado.

Ha defendido contemplar el urbanismo como una herramienta de transformación social y ha marcado el acceso a la vivienda como una prioridad: "Si no asumimos el derecho a la vivienda digna como una responsabilidad, restamos oportunidades a nuestros ciudadanos", por lo que se debe actuar con urgencia y en todo el ámbito metropolitano.

TURISMO Y SEGURIDAD

El hermano del exalcalde Pasqual Maragall ha resaltado la importancia de socializar el éxito del turismo y "poner el mercado al servicio de las personas y no al contrario", y ha dicho que hay que abordar también la seguridad, siendo conscientes de que el Gobierno de Ada Colau se ha visto desbordado, según él.

En este sentido, ve necesario un abordaje integral de la inseguridad, renovando el modelo de seguridad pública de la ciudad, con información policial compartida con municipios del entorno de la capital catalana, y con una justicia eficaz, local y de proximidad para evitar que los casos "se queden en nada", como cree que ocurre ahora en muchas ocasiones.

BECAS SALARIO

Ve la educación, la cultura y el conocimiento como la herramienta para mejorar la sociedad, motivo por el que propondrán un programa de becas salario para que los jóvenes puedan continuar los estudios al tener un sueldo, y ha advertido de que no permitirán que se dé "ni un paso atrás en defender los derechos de los vecinos" y que quiere que el feminismo sea una política transversal.

Al acto, con una silla vacía con un lazo amarillo en recuerdo de los presos --y pancartas con 'Ernest' como mensaje--, han asistido dirigentes de ERC y consellers, entre ellos Alfred Bosch --candidato de ERC a la Alcaldía antes de serlo Maragall--, y también profesionales como el arquitecto Oriol Bohigas, la diseñadora Beth Galí y la exconcejal Itziar González, han señalado fuentes republicanas.