Actualizado 27/06/2007 22:18 CET

Mas pide a ERC garantías de que las propuestas se acordarán "antes de ir a Madrid" para sumarse a un frente común

BARCELONA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de CiU, Artur Mas, condicionó hoy la creación de un frente común con ERC y el conjunto de partidos catalanes en las Cortes Generales a pactar previamente el contenido de las propuestas que se defenderán y a que éstas sean aceptadas por el conjunto de socios del Govern d'Entesa.

Mas envió hoy una carta al secretario general de ERC, Joan Puigcercós, para responder a su misiva en la que proponía a todas las fuerzas catalanas hacer un frente común en el debate de los Presupuestos Generales del Estado en 2008.

En el texto El líder convergente asegura no tener "ningún inconveniente" en reunirse con él para discutir la cuestión pero "antes de confirmar" el encuentro le reclama que garantice que se acudirá a Madrid "sabiendo previamente lo que vamos a defender", con propuesta "concretas" acordadas en Catalunya.

Mas impone además otra condición, antes de aceptar la reunión para hablar de un frente común catalán en las Cortes, y reclama que "el actual Gobierno de la Generalitat, y por tanto los partidos que lo integran, tengan una posición conjunta sobre los temas a defender". "No se entendería la continuidad del gobierno tripartito si no fuera así", concluye.

En una carta enviada hoy al secretario general de ERC, Mas asegura "coincidir" con el análisis de Puigcercós sobre la necesidad de "articular una respuesta catalana ante la situación difícil e inaceptable en la que se encuentra la Generalitat como consecuencia de la fase de parálisis del Gobierno central". No obstante, le remarca que esta "parálisis es extensiva al propio Govern de la Generalitat".

"Usted lo ha dicho públicamente, cuando ha manifestado que desde la presidencia de la Generalitat no se planta cara ante el Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero", afirma Mas en su misiva.

Aun así, el líder de CDC se muestra "dispuesto a trabajar y llegar a acuerdos" siempre que se haga "sobre bases serias", es decir, estableciendo un "método de trabajo" que obligue a que "cualquier tema que afecte al autogobierno de Catalunya debería defenderse en Madrid sabiendo previamente qué vamos a defender". "Eso requiere definir y acordar propuestas concretas en Catalunya antes de ir a Madrid a negociar con el Gobierno o con las Cortes Generales", señala.

Mas pide una respuesta a Puigcercós sobre si "está de acuerdo con este método de trabajo" como requisito "para concretar los términos de la reunión" que el dirigente de ERC reclamaba con todas las fuerzas políticas catalanas para acordar una postura común en el debate de los presupuestos estatales que permita el cumplimiento estricto del 18,8% de las inversiones estatales en infraestructuras en Catalunya.

En este sentido, no obstante, Mas remarca sus discrepancias con dos valoraciones que Puigcercós hizo en su propuesta, sobre la financiación y las inversiones del Estado en Catalunya, cuando aludía a que el nuevo Estatut no dejaba suficiente margen de maniobra.

Mas le señala que "los propios letrados del Parlament defienden que el Estatut permite negociar bilateralmente un modelo de financiación propio antes de aprobar la nueva Lofca", y remarca también que "en cuanto a las inversiones en infraestructuras, la Cámara de Comercio de Barcelona acaba de publicar un informe con la participación de expertos que explica qué se entiende por infraestructuras, con una interpretación claramente favorable a los intereses de Catalunya".