Publicado 08/03/2022 12:53

El número de mujeres directivas baja dos puntos en Catalunya en 2022, según Grant Thornton

El 32% de los miembros de alta dirección en medianas empresas son mujeres

BARCELONA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres en puestos de alta dirección de medianas empresas en Catalunya forman el 32% del total en 2022, lo que supone dos puntos porcentuales menos que el año anterior, según expone la 18 edición del informe Women in Business 2022 de Grant Thornton.

Este porcentaje, que se ubica por debajo de la media española (36%) y la europea (33%), es el cuarto más alto del Estado español por detrás de Madrid (39%), Galicia y Andalucía (36%), ha informado la compañía en un comunicado este martes.

El informe también recoge que el 98% de las compañías medianas de Catalunya cuenta al menos con una mujer en su cúpula directiva, siendo la tercera región con mayor número de mujeres por detrás de la Comunidad Valenciana y Galicia.

Asimismo, la Dirección de Recursos Humanos y Dirección Financiera son las dos áreas de la cúpula directiva que en Catalunya cuentan con más mujeres, con un 39% y 37% respectivamente.

Con la pandemia se han originado nuevos modelos de trabajo y planes de diversidad e igualdad así como culturas corporativas innovadoras y que, según el 44% de los directivos catalanes, han beneficiado a las mujeres frente a un 25% que piensa lo contrario.

Por otra parte, el estudio constata que el 67% de los empresarios catalanes considera que los nuevos modelos laborales han creado un entorno más inclusivo para las mujeres.

Además, el 77% de los directivos catalanes, según el informe, cree que las nuevas prácticas laborales beneficiarán a las mujeres a largo plazo en sus trayectorias profesionales aunque el 56% no tiene claro el efecto que tendrá la pandemia en estas prácticas.

Para potenciar la inclusión y el compromiso de los empleados, las acciones más frecuentes que han tomado las empresas son la adaptación de programas de aprendizaje al contexto actual, la promoción de conciliación entre vida personal y laboral, el fomento de relaciones y diálogos entre mandos intermedios y superiores, y la promoción de nuevas prácticas para involucrar a empleados.

Más información